Opinión

Las sorpresas de la semana del emprendedor


 
 
Varias sorpresas en el inicio de la Semana del Emprendedor.
 
La primera la representó, aunque usted no lo crea, la presencia del presidente de México en la inauguración del evento. El lunes pasado, durante las labores de montaje era un secreto a voces la posibilidad de que el mandatario no pudiera estar presente en la inauguración, a pesar de su clara voluntad, porque presumiblemente no tenía posibilidades de sostener su discurso inaugural sin forzar la voz, luego de su operación la semana previa.
 
 
Pero el presidente cumplió su primer compromiso posterior a su intervención quirúrgica sin una muestra de convalecencia y con tono de humor y de su aprecio personal al presidente del Inadem, Enrique Jacob Rocha, al mencionar, fuera del texto leído, que era cumpleaños del titular del Inadem. Que regalo.
Precisamente Jacob Rocha había anticipado que sería el presidente quien anunciara la Red de Apoyo a los Emprendedores.
 
 
Esta iniciativa encierra un gran reto en sí misma, porque demanda la coordinación puntual y en el mismo sentido de eficiencia de 19 empresas y 63 programas públicos de ocho dependencias del sector público federal, lo que sinceramente no es una tarea sencilla si no se tiene una muy coordinada y constante evaluación de lo que estas instituciones públicas están haciendo o deben de hacer a favor de las inquietudes y demandas de los emprendedores.
 
 
No solo una página de Internet con toda la información a emprendedores, sino también un número 01 800 y montar la misma calidad de información y contenido de información en 300 módulos de la Red para Mover a México. No es un asunto menor la coherencia informativa de la Red para Mover a México.
 
Pero la sorpresa mayor provocó un aplauso espontáneo durante el discurso inaugural del presidente de México y se produjo cuando Enrique Peña Nieto anunció el compromiso de su gobierno de establecer en la propuesta de reforma hacendaria que habrá de contener una clara simplificación integral que beneficie a las Mipymes y de esa forma puedan sumarse mayores apoyos y dar mayor impulso al crecimiento y productividad de 99.8 por ciento de las empresas en México que soportan, nada menos que casi ocho de cada 10 empleos formales que hay en el país.
 
 
Y ojalá existiera en la voluntad de la Secretaría de Hacienda y en la soberanía legislativa posibilidades de conceder a las empresas que tienen bajo su nacimiento involucrados recursos del sector público de promoción un periodo de progresividad en sus compromisos fiscales como una forma de garantizar un proceso de consolidación en sus primeros tres, cinco años de existencia.
 
 
Esta iniciativa que lanzó Universo Pyme y que ha sido muy comentada favorablemente por los lectores de este diario y cuya respuesta parece indicar la conveniencia de la medida, no tiene otro propósito que garantizar una protección a una inversión del sector y de la política pública hacia las Pymes y debería ser aplicada sólo a las empresas en cuyo nacimiento hay recursos de la política pública de soporte a emprendedores.
 
 
Aún en la inexistencia de medidas como la anterior propuesta, si se logra la simplificación fiscal, en serio, se estaría dando un impulso importante a las micro y pequeñas empresas y sería una suerte de allanar el camino a que muchas iniciativas emprendedoras que juegan en las canchas de la informalidad por comodidad de funcionamiento, se acercaran a la legalidad lo que finalmente es otro de los retos importantes que se ha echado a cuestas la Secretaría de Hacienda que encabeza un funcionario, Luis Videgaray, que no solo le entiende a este tema de emprendedores y Pymes sino estará presente como conferencista magistral de la Semana del Emprendedor con el tema de 'Democratización de la productividad'.
 
 
"Otro funcionario de esa talla, Ildefonso Guajardo, de la Secretaría de Economía hablará de la “Innovación en las Pymes y crecimiento económico”.
 
 
Será la primera ocasión en doce años en que en un evento enfocado a Pymes y emprendedores dos secretarios de Estado acepten hablar como conferencistas magistrales. Esta pudiera ser considerada como otra de las sorpresas de la Semana del Emprendedor.
 
 
Como lo representó los cuatro mandatos que expresó el mandatario durante su participación y que en síntesis son la evaluación de eficiencia de los programas públicos mediante corroborar que en la población objetivo, Pymes y emprendedores ocasionan el beneficio que se ha programado para ellos.
 
 
El ampliar programas públicos y privados en apoyo a los emprendedores y sumar a universidades a la labor de apoyo al emprendedurismo. Aquí se antoja que la Secretaría de Educación Pública se sume a la labor incluyendo materias y estrategias para que impulse la cultura y la actitud emprendedora en su base de mexicanos en formación.
 
 
El tercer mandato lo representó el crear una Red Nacional de Empresarios, cuya experiencia pueda dar consistencia de éxito al apoyo de los emprendedores. Se trata de empresarios con amplia experiencia que tutelen el esfuerzo de emprendedores y de Pymes de alto impacto.
 
 
Y el cuarto mandato lo representó lo relativo a la reforma hacendaria y simplificación pensando en los beneficios que ello pudiera significar para la obligatoria fiscal de las empresas de pequeño tamaño.
 
 
Hubo una sorpresa más que parece menor pero que no lo es: el estacionamiento del recinto tuvo que incluir a los autos a la parte central del circuito de carrera del hipódromo cosa que llegaba a presentarse en los últimos dos días del evento anterior, la Semana Nacional Pyme, hecho que se presentó posteriormente al acto inaugural desarrollado a las tres de la tarde. O que 60% de los pre-registros hayan sido de jóvenes que desean encaminar en su vida el ejercicio emprendedor. Le daremos otros datos en la columna del siguiente martes. Todo indica que el evento se perfila a ser un éxito.
 
 
direccion@universopyme.com.mx