Opinión

Las RP, en los zapatos
del periodista

1
 

 

periodistas

Algunas empresas e instituciones públicas o privadas en México han reclutado para sus áreas de comunicación y Relaciones Públicas a reporteros e inclusive editores en activo de diversos medios de comunicación. Consideran que su experiencia es un valor y con ello buscan incrementar su presencia mediática de manera positiva.

Estos profesionistas saben buscar noticia y tienen el valor agregado de sus relaciones con colegas de otros medios y ejecutivos y funcionarios públicos en diversos sectores; conocen, además, los tiempos y forma de trabajar de los medios, lo cual les da una ventaja sobre los ejecutivos de Relaciones Públicas de las agencias que no hayan pasado por algún medio de comunicación.

Hay ejecutivos de Relaciones Públicas que limitan su relación con los medios a hacerles llegar un boletín de prensa que, las más de las veces, no contiene información noticiosa. Su tarea daría mejores resultados si se pusieran en los zapatos del reportero o, mejor aún, de un editor o jefe de información.

Ponerse los zapatos del periodista implica: pensar cómo hacer que una información cobre interés noticioso: ¿Qué lo hace diferente a lo que hacen otras empresas? ¿Qué datos adicionales se requieren? ¿Será necesaria una entrevista con alguno de los directivos? ¿A qué fuente le puede resultar de mayor interés? Si el cliente la quiere en la sección de negocios ¿qué información relevante adicional es necesaria?

Ponerse los zapatos del periodista facilita el trabajo de quien tiene la necesidad de hacer que una información del cliente sea publicada. Pero para calzarlos, se requiere algo más que los marcos teóricos que enseñan en las aulas universitarias; es importante tener la vivencia, saber lo que se sufre para obtener una información noticiosa, “venderla” a los editores para presupuestarla, defenderla en las juntas editoriales, lograr que sea exclusiva, tenerla bien redactada antes del cierre…

No es sencillo ponerse esos zapatos. Si no se ha pasado por la experiencia del reportero o del editor, hay que buscar la manera de cubrir el aprendizaje. Quien quiera hacer relación con medios, tendría que, al menos, conocer una sala de redacción y ver cómo trabaja un editor, cómo organiza su trabajo, pero sobre todo, ver cómo decide sobre los temas y asignaciones a sus reporteros. Es decir, solicitar autorización para permanecer un día en la redacción.

Ponerse los zapatos del periodista es un reto, pero el aprendizaje vale la pena.

mmaraboto@zimat.com.mx
Twitter: @mmaraboto
BLOG: http://corpmedios.blogspot.mx/

T
ambién te puede interesar:
Es posible frenar una crisis