Opinión

Las renuncias

Repantigado en el mullido sillón del amplísimo estudio, Gil leyó las declaraciones de Liópez en Morelia, Michoacán, reproducidas en su periódico La Jornada. Por segunda ocasión, Liópez ha pedido las renuncias del presidente Peña Nieto, “por ser responsable de la situación de inseguridad que padece México”; del procurador Murillo Karam, “porque representa al PRI y a la mafia del poder, mas no al pueblo”, y del gobernador de Guerrero, “debido a que perdió autoridad para administrar esa entidad”.

Liópez se ha entibiado, cosa inadmisible. El líder de Morena debe pedir la renuncia de Obama, porque representa al imperio ante el cual se rinde la mafia del poder; y, desde luego, de Putin, porque es el culpable último de la inaceptable crisis en Ucrania e Iguala. Así las cosas ya cambean, como diría el Piporro. Peña Nieto, Murillo, Aguirre, Obama y Putin. Completa la lista de la mafia del poder, o los poderes, Liópez vuelve a ser el mismo hombre con el que no hay tu tía. ¿Estamos?

La boca y el ratón

Un ratón neoliberal le había comido la lengua a Liópez, pero el líder de Morena dijo esta boca es mía. En conferencia de prensa dio a conocer seis posicionamientos en torno al asesinato y la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa. Consideró lamentable que la muerte de los estudiantes sea “un problema originado por el predominio de una mafia en el poder que encabeza Peña”. ¿Cómo la ven? Sin albur. El presidente, culpable originario de la muerte y desaparición de los normalistas, ¡yeees! La mafia en el poder y toda la cosa, aun cuando se trate de un estado gobernado por la alianza perredista con el PT y el Movimiento Ciudadano.

Nada le hace, le cargamos las desapariciones a Peña Nieto. La forma en que Liópez jala agua para su molino hechiza a Gamés. ¿Quién mató al comendador? Y en lugar de responder: Fuenteovejuna, Liópez y los suyos responden: la mafia en el poder. ¿Quién secuestró a los normalistas?: la mafia en el poder. Precioso, único, llévelo, sin compromiso.

Así las casas (muletilla inmobiliaria), Liópez se vuela la barda con un batazo de jonrón: “(Peña Nieto) no tiene capacidad y entre más tiempo dure en la presidencia, peor nos va a ir a los mexicanos”. Van a perdonar a Gilga los compañeros de Morena, pero siempre ha latido en Liópez un corazoncito golpista: la mafia en el poder, el complot, el robo de las elecciones completas, que las instituciones se vayan al diablo, que el Congreso proponga una nueva Constitución, que la ley no sirve para nada si no emana del pueblo, que si la manga de pueblo del muerto del Congreso, o como se diga.

Oigan esto: “es lamentable que no se atienda Michoacán, como en el resto del país, que se esté impulsando el desarrollo. Es grave que se pretenda resolver el problema de la inseguridad sólo con medidas coercitivas, con el uso de la fuerza”. Diantres, puede ser, señor Liópez, pregúntele usted a los Cárdenas, a Leonel Godoy y a otros próceres conspicuos del PRD que fueron sus compañeros de partido y de ruta y rota y que acabaron con el estado de Michoacán.

Ingoberna Billy Dead

Los poderes Legislativo y Judicial de Guerrero han rechazado la Ingoberna Billy Dead. A través de las presidencias de las cámaras de Diputados y Senadores, nos hemos enterado de que los poderes funcionan y no han abandonado las labores que les confiere la Constitución.

Qué bueno, todos contentos, todos felices. Lo que hemos visto: el narcogobierno, las desapariciones, los asesinatos, las manifestaciones, los bloqueos, el vandalismo, las fosas con cuerpos sin identificar, todo esto es una muestra de un gobierno fuerte.

Muy bonito.

La verdad es que Águirre debería ser reelegido. Su administración ha sido eficiente, segura, productiva y sin sobresaltos. Bueno, eso es lo que nos dicen Navarrate & company. No se diga más: otro periodo para Aguirre. ¡Felicidades!, Ángel.

La máxima de Albert Einstein espetó dentro del ático de las frases célebres: “La diferencia entre el pasado, el presente y el futuro es sólo una ilusión persistente”.

Gil s’en va.

Twitter: @GilGamesX

placeholder