Opinión

Las recomendaciones del FMI, ¿qué implican?

 
1
 

 

Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) abril 2015 [Reuters/Arrchivo]

El Fondo Monetario Internacional publicó recientemente sus últimas proyecciones para la economía mexicana en la que pronostica un crecimiento en el PIB de 2.2 por ciento para este año y 2.5 por ciento para 2016.

El 17 de noviembre también publicó una nota de prensa titulada: “(el) Directorio Ejecutivo del FMI concluye la consulta del artículo IV 2015 con México”. En esta misiva se enuncian una serie de recomendaciones que el consejo de directores del fondo le sugiere al gobierno federal y a las autoridades monetarias. Las resumimos de la siguiente forma (la numeración y las palabras en letra inclinada fueron agregadas por un servidor para una mejor interpretación del texto):

1. Mantener la firme aplicación de la agenda de la implementación de las reformas estructurales, y buscar hacer progresos en la mejora de la seguridad y del Estado de derecho.

2. Eliminar subsidios ineficientes en electricidad mientras que la protección de las familias vulnerables se concrete a través de transferencias específicas.

3. Las autoridades fiscales deberían explorar las iniciativas para reforzar la Ley de Responsabilidad Fiscal tanto a nivel federal como estatal y municipal. Con el tiempo, incluso establecer consideraciones de un ancla nominal a largo plazo en los déficits fiscales de las entidades públicas y más estrictas cláusulas de lo que debe considerarse como una circunstancia excepcional.

4. A las autoridades monetarias se les exhorta a que estén listas para un ajuste de la postura monetaria acomodaticia si se intensifica el traspaso a través del tipo de cambio a la inflación y si surgen efectos de segundo orden.

5. Limitar el uso de las reservas internacionales a periodos de condiciones de mercado desordenado y poco a poco reconstruirlas una vez que las presiones sobre los precios de los activos desaparezcan.

6. Mantener una estrecha vigilancia sobre el apalancamiento corporativo, fortalecer el proceso judicial de ejecución de contratos y mejorar el acceso a la financiación manteniendo los elevados estándares de crédito especialmente en los bancos de desarrollo.

En esta colaboración omití todas las felicitaciones que le hace el FMI a la conducción responsable de la política económica y a las reformas, y sólo me voy a referir a estas recomendaciones.

Por ejemplo, el punto número 5 ya fue resuelto, a tan sólo dos días de la publicación de este documento, por parte de la Comisión de Cambios que anunció el jueves pasado la suspensión de la subasta diaria automática de 200 millones de dólares.

El punto número dos nos dice que deberá realizarse una reestructura al esquema de tarifas eléctricas para eliminar el subsidio generalizado en las mismas, lo que implica que deberían determinarse a su costo real, y establecer mecanismos de transferencia directa hacia los sectores más vulnerables, lo que coincide con el espíritu de la reforma ya aprobada.

El punto 6 nos refiere a vigilar el apalancamiento corporativo. Esta es una preocupación del FMI no nada más para México, sino sobre todo para las empresas de los países ricos que han abusado del endeudamiento ante las muy reducidas tasas de interés internacionales, pero en el caso de México, el FMI ya ha alertado sobre el excesivo apalancamiento de las “empresas productivas del Estado” es decir de Pemex y de la CFE, y particularmente de su deuda en dólares.

El numeral 4 nos refiere a la necesidad que tendremos de aumentar las tasas de interés en pesos cuando la Fed suba sus tasas; sugerencia que ya está siendo atendida por el Banco de México, al ajustar el calendario de las reuniones de la Junta de Gobierno apegado al calendario de las reuniones del Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal para este año, pero aún no tenemos el calendario para el año entrante.

El punto 3 nos indica que todavía falta mucho por hacer para mejorar la rendición de cuentas y limitar el sobreendeudamiento de los estados y municipios, asignando una más clara responsabilidad a los gobernantes y las consecuencias más estrictas de manejos irresponsables en las finanzas públicas.

El punto más importante de todos, me parece que es el primero. El FMI le sugiere a México la aplicación firme de las reformas, seguramente refiriéndose a la débil aplicación de algunas reformas como la de educación y la de telecomunicaciones. Pero con mayor firmeza se está recomendando concretar progresos en la mejora de la seguridad y del Estado de derecho.

Twitter: @EOFarrillS59

También te puede interesar:
Eventos globales críticos para 2016
La inminente vulnerabilidad de las finanzas públicas de México
Divergencia monetaria global