Opinión

Las Princesas de Leia

 
1
 

 

Princesa Leia

Noooooo. Días después de ser víctima de un infarto a los 60 años de edad, muere la actriz Carrie Fisher, la Princesa Leia de Star Wars. Su muerte, se suma al fallecimiento de otros iconos de muchos baby boomers como George Michael, quien murió a los 53 años, de los cantantes Juan Gabriel a los 63 y David Bowie a los 69 años de edad.

Y por más que los magos de la publicidad insisten que los cincuentones ahora son los nuevos cuarentones y que los sesentones tienen que portar camisetas y chamarras para adornar mejor sus motocicletas Harley. Desde la óptica de los boomers, las muertes de Fisher, George, Juanga y Bowie es un recordatorio de que en cuestión de salud los cincuentones y sesentones tenemos los problemas de salud similares a los de nuestros ancestros sin importar que ropa lucimos.

Pero lo que más ayuda a rejuvenecer a un baby boomer es el regreso, adaptación y continuación de series e historias que marcaron los años setenta, ochenta y noventa. Esto incluye obviamente la extraordinaria serie de Star Wars con episodios que abarcan desde los finales de los 70, pasando por los 80, 90 y con nuevos capítulos en 2015, 2016 y se espera una nueva entrega en 2017.

Y era en este capítulo VIII de la saga de Star Wars donde la actriz Carrie Fisher de nuevo representaría su emblemática Princesa Leia-ahora como General Leia Organa de la Resistencia. La productora de la película aseguró, horas después del fallecimiento de Fisher, que la actriz había concluido su participación en el Episodio VIII y que su muerte no afectaría ni el guión, ni el estreno de la película a finales del 2017 –a cuarenta años del estreno de la película original.

Considerando la gravedad de las notas políticas, económicas y de seguridad en el país, para algunos de ustedes la discusión de la muerte de la actriz y escritora Carrie Fisher es una frivolidad y desperdicio de espacio que debería usarse para analizar lo que probablemente será un 2017 desastroso.

Pero el personaje que representó Carrie Fisher en Star Wars a finales de los 70 no fue cualquier personaje. Yo fui una de las “princesas” de Leia.

Para muchas niñas y adolescentes Leia fue en su momento uno de los pocos modelos de mujeres heroínas en la cultura popular, que su poder no derivaba de ser bella, o del matrimonio con un hombre poderoso.

Leia fue un nuevo prototipo de princesa, que dramáticamente difería del prototipo de heroínas que promovía las películas de Disney, donde la heroína que se comportaba como una drogada esperando su príncipe azul como Cenicienta, o una princesa que se tuvo que dormir y esperar que su príncipe la besara como la Bella Durmiente. (Uno no tiene que ser feminista para darse cuenta que las princesas que promovía Disney hasta los noventa era una aberración y un insulto para el género femenino.

Afortunadamente en la última década se ha dedicado sistemáticamente a lanzar nuevas versiones de sus películas de princesas o a producir películas donde el objetivo de las princesas no es encontrar un príncipe. Botón de ejemplo son los éxitos más recientes: Valiente, Frozen y Moana).

Recuerdo perfectamente ese diálogo entre la Princesa Leia y Han Solo en Una Nueva Esperanza cuando ella le dice “No sé quién eres ni de dónde vienes, pero de ahora en adelante se hace lo que yo ordene”. 

¡Órale! No sólo era princesa, Leia era senadora, diplomática y líder de los rebeldes gracias por su inteligencia y capacidad. Y le gustaba mandar.

Niñas, niños y adolescentes necesitan tener modelos que sean iconos culturales que ayuden a promover una visión de cómo queremos que sea la siguiente generación. Pregúntenle a sus hijos, niños y niñas que estén en su círculo cercano quiénes admiran o cómo quisieran ser cuando sean adultos. Creo que se sorprenderán. La mayoría de ustedes se asustarán con sus respuestas.

Afortunadamente otras generaciones de niñas y adolescentes han tenido más variedad de iconos culturales que promovieron una imagen de mujeres donde la belleza y su pareja no definían su éxito personal y profesional, incluyendo las dos películas recientes de la Saga de Star Wars donde los personajes de Rey en el Episodio VII El Despertar de la Fuerza y Jyn Erso de Rogue One continúan la tradición de promover heroínas luchonas, inteligentes y capaces.

Pero, aun así, las princesas de Leia vamos a extrañar a la General Organa. La Galaxia no será lo mismo sin ella.

Twitter:@Amsalazar

También te puede interesar:

La destrucción de la democracia en México

Insubordinación o frustración del secretario

De ganar-ganar a ganar-destruir