Opinión

Las petroleras que vienen

 
1
 

 

Petrobras

El escándalo de corrupción de Petrobras ha rebasado las fronteras de Brasil, el principal competidor económico de México en la región latinoamericana. Las autoridades del hermano país se encuentran realizando una investigación que, por el momento, ha derivado en detenciones de importantes figuras y en una crisis del gobierno de Dilma Rousseff.

¿Qué nos espera aquí, cuando vemos que Brasil está 30 posiciones arriba de México en la lista de la corrupción mundial? Brasil se encuentra en la posición 69, mientras nuestro país está en el sitio 103 de una lista de 175 países y en el último lugar de las 34 naciones que conforman la OCDE?

Un análisis preliminar de los antecedentes de las empresas petroleras interesadas nos alerta sobre los desafíos –se usa la expresión como un eufemismo– que enfrentaremos en materia de corrupción en nuestra industria de los hidrocarburos.

En el proceso que se ha dado en llamar Ronda Uno, que en estos días entregará para su explotación pozos en aguas someras, participan, en calidad de precalificadas, 26 empresas, algunas de las cuales cargan un historial de negligencia, desastres ambientales y corrupción. Se citan adelante algunos botones de muestra.

BG Group Mexico Exploration, filial de British Gas Group, opera en 24 países. En Italia, algunos de sus ejecutivos fueron encontrados culpables en un caso de soborno, mientras que en Honduras enfrenta la acusación de haber recibido permisos para explorar ilegalmente en la zona de la Mosquitia.

La italiana ENI International BV tiene más de 80 mil empleados en todo el mundo y ha sido acusada, en Nigeria, de sobornar a funcionarios del gobierno y de no pagar daños causados por derrames. Según Amnistía Internacional, la compañía, junto con Shell, es responsable de 553 derrames sólo en 2014.

La estatal colombiana Ecopetrol trae consigo procesos judiciales, en este 2015, en contra de algunos de sus funcionarios por concusión y enriquecimiento ilícito.

En febrero pasado The Wall Street Journal dio a conocer un video que evidencia que la empresa sobornó a un funcionario colombiano para recibir un contrato de 39 millones de dólares. Una auditoría halló que PetroTiger pagó alrededor de un millón de dólares en sobornos.

Joseph Sigelmanm, presidente de PetroTiger cuando el escándalo fue develado (2010), se declaró culpable de violar la ley anticorrupción de EU hace apenas un mes, ante una corte de Nueva Jersey.

Durante el proceso, la compañía se dijo “víctima” de la trama corrupta encabezada por su propio presidente y otros altos ejecutivos.

Petroliam Nasional Berhad, la compañía de petróleo y gas de Malasia, es otra de las interesadas en la Ronda Uno. Su gerente, Idris M. Shuhud, fue multado en 2013 por recibir sobornos para renovar su casa.

Entre las empresas de nueva creación está la mexicana Petrobal, de Alberto Bailleres (Palacio de Hierro, Peñoles y otras empresas), la cual tiene como plus que la encabeza Carlos Morales Gil, quien trabajó en Pemex durante cuatro décadas.

Morales Gil cuenta con información privilegiada (podría configurarse un conflicto de interés), contactos y experiencia, sobre todo en la entrega de contratos de perforación con los que benefició a empresas extranjeras como Schlumberger, Halliburton, Baker Hughes y Weatherford.

La suiza Glencore E&P (México) LTD es una de las mayores operadoras de commodities en el mundo y su alto ejecutivo Anthony Hayward tomó parte en el caso de la plataforma Deepwater Horizon, que se hundió en 2010 provocando el mayor derrame de crudo en la historia del Golfo de México.


Entre las gigantes destaca Chevron, una empresa que tiene un largo historial de malas prácticas. Sólo para citar un caso, mantiene un litigio añejo con Ecuador por la criminal contaminación que su antecesora Texaco practicó durante décadas en la Amazonia. Chevron se ha negado a acatar las resoluciones de la justicia y emprendido una campaña sucia en contra de ese país.

Empresas como las anteriores, y no otras, ¿son las que vienen a “salvar” a nuestro sector petrolero de la ineficiencia… y de la corrupción?

Twitter: @Dolores_PL

También te puede interesar:
La SEP no hizo la tarea
OHL, cuando el río suena
Crisis de Pemex, la verdadera reforma energética