Opinión

Las mujeres al poder: en materia de gobierno corporativo

 
1
 

 

ME.  Así trata el Silicon Valley a una mujer .

Por Héctor Macías Noriega, Presidente del Comité Técnico Nacional de Gobierno Corporativo IMEF.

Históricamente los Consejos de Administración de nuestro país y del resto de los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) han sido conformados en su gran mayoría por hombres. Esto puede tener muchos matices, desde culturales hasta académicos y de experiencia; dejando de lado la participación de la mujer en las decisiones fundamentales de las organizaciones.

El adecuado desarrollo de las mujeres dentro de las compañías, instituciones académicas, asociaciones civiles, etc. no ha sido implementado de manera eficiente y efectiva, dando igualdad de oportunidad en el crecimiento profesional y en la obtención de experiencia, lo que limita de manera importante que puedan ser parte de los órganos de gobierno de las empresas, que es donde debe definirse la estrategia en primera instancia.

En países desarrollados ha venido dándose una tendencia cada vez mayor para que los Consejos tengan incorporadas mujeres. En algunos inclusive llegan a implementar cuotas obligatorias de participación, que pueden ir desde el 15 y hasta el 40%.

Noruega es el país con mayor participación femenina, teniendo en promedio más del 40% y otros como Francia, Finlandia y Suecia llegar a tener poco más del 20%. Esto es entendible cuando vemos los programas de desarrollo y apoyo a la mujer en las organizaciones, cosa que desafortunadamente no han sido correctamente implementadas en la mayoría de las empresas de nuestro país.

En México, alrededor del 6% del total de los Consejeros de las empresas que cotizan en la Bolsa son mujeres, mientras que en Estados Unidos ya rebasan el 20%.

Muchos opinarán y de manera correcta, que las organizaciones son muy diferentes entre países, eso es innegable, pero eso no justifica la falta de participación femenina.

El tema tampoco debe ser visto como una simple cuota de participación, debe ser vista como algo que va más allá. Es bien sabido, basado en múltiples experiencias, que para que un Consejo de Administración sea altamente efectivo, debe ser integrado por distintas formas de pensamiento y de opinión, distintas experiencias y diversidad de conocimientos. La mujer, en esto, puede jugar un papel fundamental, sin embargo, como mencionamos anteriormente, hasta el momento la participación es baja.

Por todo ello, en el IMEF exhortamos a que los dueños de los negocios en nuestro país tomen en cuenta esta situación, ya que es inevitable que dentro de poco tiempo las mujeres no solo puedan, sino que deban ocupar lugares en los órganos de gobierno de las empresas, y deberemos contar con mujeres cada vez más preparadas y con diversidad de experiencias. Como todo cambio, esto debe darse de manera gradual, pero es algo que sucederá para bien de las organizaciones.

En el IMEF estamos convencidos que la mujer juega un papel fundamental en el mundo de los negocios. El propio IMEF es ejemplo de esto al contar ya con dos presidentas nacionales en los últimos tres años, además de que varios de nuestros Comités Técnicos son o han sido presididos también por mujeres que han hecho un papel más que destacado. Aprovechemos la ocasión y hagamos de la diversidad en los Consejos nuestra principal fortaleza. La preparación en esto será fundamental, así que no esperemos más.

También te puede interesar:

Inversión ángel: impulso económico en México

Desequilibrio regional y política pública

Mejorar imagen de México: nuevo activo de inversión