Opinión

Las lecciones del 'elbazo'


 
Hay diversas lecciones que pueden desprenderse de la aprehensión de Elba Esther Gordillo la semana pasada.
 
1) ¿Cuál fue la razón real por la que la dirigente del SNTE fue aprehendida?
 
A la pregunta anterior, los voceros oficiales responden que fue por violar la ley, desviando fondos de los maestros para uso personal y por tejer una red de delincuencia para poder hacerlo.
 
La respuesta real que sabe cualquier persona razonablemente informada es que fue su oposición a la reforma educativa, especialmente en la parte que toca a la evaluación magisterial con implicaciones para la permanencia y remuneración de los profesores.
 
Si Elba no se hubiera opuesto ni hubiera amenazado con movilizar a los maestros contra esa reforma, la historia hubiera sido diferente.
 
2) ¿Significa la operación contra Elba que puede esperarse algo parecido contra otros dirigentes sindicales?
 
No necesariamente. Un buen número de dirigentes de sindicatos importantes no pasaría una auditoría y muy probablemente podrían fincárseles responsabilidades penales en el manejo de los fondos de sus agremiados.
 
Sin embargo, lo más probable es que sólo haya algún otro caso si alguna dirigencia sindical actúa para tratar de bloquear alguna de las reformas importantes que pretende la administración del presidente Peña.
 
Esto vale claramente para la dirigencia del sindicato petrolero.
 
3) ¿Existe la posibilidad de que se emprendan acciones legales en contra de otros sectores que se oponen a las reformas aunque no sean sindicatos?
 
Sí es factible, pero de manera muy selectiva, es decir, sólo si claramente están incurriendo en delitos.
 
Si, por ejemplo, algún partido político o un movimiento como el de López Obrador se oponen a las reformas, lo más probable es que se les enfrente política pero no legalmente.
 
Sin embargo, si una empresa pretende, por ejemplo, bloquear la reforma de las telecomunicaciones y tiene cola que le pisen desde el punto de vista fiscal -por ejemplo- es factible que se use el poder del Estado para presionar a través de esa vía.
 
4) ¿En qué se parece y en qué se diferencia la estrategia emprendida por el gobierno de Peña de la lanzada por el gobierno de Salinas de Gortari en 1989?
 
El paralelo es exclusivamente en el uso del poder del Estado para llevar adelante un proyecto de reformas que genera resistencias en diversos sectores.
 
El 'quinazo'; la caída de Jonguitud Barrios del SNTE; la aprehensión de Eduardo Legorreta, entre otros hechos ocurridos en 1989, fueron un recurso de Salinas para fortalecerse y legitimarse.
 
Peña Nieto no tiene necesidad de legitimarse aunque sí de fortalecerse.
 
Por otro lado, el contexto internacional es completamente diferente.
 
Hoy México atrae la mirada del mundo por 2 asuntos: la violencia relacionada con el narcotráfico y el buen desempeño de su economía.
 
Las reformas en ciernes, además de mejorar la competitividad de la economía mexicana cambiarían el balance, y México sería visto cada vez más como 'la nueva China' y menos como el país de la violencia de los narcos.
 
5) ¿Cuál es el efecto disuasivo que puede esperarse de lo ocurrido con Elba Esther Gordillo?
 
Quienes tienen facturas que puedan ser cobradas por el Estado van a pensarlo 2 veces antes de oponerse a las reformas. Esto mejorará la gobernabilidad del país pero también puede dar paso a un nuevo autoritarismo.
 
Y va el IVA
 
Ayer, sin resistencias internas, el PRI cambió sus documentos básicos para no oponerse a la generalización del IVA.
 
No será esa medida la única de la reforma fiscal, pero puede apostar que se incluirá cuando tal reforma se presente en este año.
 
enrique.quintana@elfinanciero.com.mx