Opinión

Las lecciones de las elecciones

 
1
 

 

PVEM. (historiapvem.blogspot.com)

¡Qué vergüenza! El partido verde es un símbolo de corrupción, de falta de la más elemental ética política, de oportunismo… y de cómo conseguir votos por los medios más tortuosos que se pueda uno imaginar.

La cara sucia del PRI, quien no logra alcanzar ni siquiera un 30% de la votación a su favor, pero que con la alianza con el Verde, principalmente, logra obtener la mayoría que buscaba para ser el actor principal en la política mexicana.

El Verde le hace el juego sucio al PRI y la autoridad electoral, el INE comandado por Lorenzo Córdova, es incapaz de frenar en el momento decisivo las tropelías del palero del PRI ¿Será porque dentro de su Consejo hay un buen número de personajes claramente identificado con ese partido? Lo mismo de siempre, aunque adaptado a los nuevos tiempos.

El desprestigio de los partidos políticos es cada vez más grande y queda demostrado por la exigua votación que lograron pues ninguno logró superar ni siquiera el 30% de votos a su favor.

Pero los ciudadanos nos preguntamos ¿Por qué las leyes o las reglas del lNE no permiten frenar oportunamente las tropelías de un partido político? Nos responden que las multas impuestas en este caso al Partido Verde son muy cuantiosas, pero nos damos cuenta de que la relación costo-beneficio es favorable a estos sátrapas, pues alcanzan un porcentaje de votación, alrededor del 7%, que, junto con otras alianzas de menor envergadura, permite a sus verdadero dueños, el PRI, el manejo de las mayorías y a ellos conservar, con amplitud, su registro como partido, mismo que fue cuestionado por más de 100,000 ciudadanos.

La política está llena de porquería, pero ésta se la tragan los partidos –y particularmente el Verde- con singular alegría y cinismo. Manlio Fabio Beltrones, el próximo jerarca del PRI, tiene estrechas ligas personales con ese partido y seguramente las utilizará para conseguir el apoyo a su candidatura a la Presidencia de la República en el 2018…y si no, al tiempo. El dinosaurio asoma los dientes ¿Quién lo para?

El PRD, por su parte, atraviesa la crisis más severa de su historia. La puntilla fue Ayotzinapa y los escándalos del presidente municipal de Iguala y su esposa. Carlos Navarrete, su presidente, presenta su renuncia al puesto quizás con la esperanza de que no se la aceptaran, pero ésta fue bien recibida por la membresía de ese partido, el cual intentará una tardía reestructuración. El costo ha sido muy elevado. El porcentaje de votación a su favor en los pasados comicios no alcanzó ni siquiera un 12%2w. Crisis de un partido que representa a una izquierda anquilosada sin visión y sin propuestas ¡Como hace falta en nuestro país una izquierda moderna, con ideas y liderazgo!

López Obrador se relame los labios al contemplar las crisis de los grandes partidos, incluyendo en ésta al PAN, y planea, seguramente, su campaña, por tercera ocasión, a la Presidencia de la República. Personaje éste odiado por muchos y amado por otros, pero sin duda un hombre carismático con un largo colmillo que sabe hacerse presente en el momento oportuno.

Los partidos políticos, todos ellos, algunos más y otros menos, atraviesan por una severa crisis que quedó demostrada en las pasadas elecciones al alcanzar, entre los tres grandes, alrededor del 60% de la votación. La ciudadanía está harto de ellos y los rechaza ¿Qué nos queda? ¿Los candidatos independientes? Veamos cómo se comportan los que ahora tomarán posición de su puesto, entre los sobresale El Bronco, para poder suponer al menos la suerte de esta nueva e interesante figura que puede tomar mucha fuerza. Por lo pronto, asoman la cabeza tres eventuales candidat@s: Margarita Zavala, Manlio Fabio Beltrones y Andrés Manuel López Obrador. Ojalá la primera se lance como candidata independiente para evitar el peso negativo de su hasta ahora partido, el PAN ¡Hagan sus apuestas, señoras y señores! La cosa se está poniendo buena.

Pero insistimos, El Verde es una vergüenza para la política mexicana ¿Hasta cuándo?

Mañana será otro día.

También te puede interesar:

Crisis de confianza

La pobreza y la desigualdad

La carrera por el 2018