Opinión

Las frases sobre México en el libro que Slim sugirió

 
1
 

 

Muro. (Cuartoscuro)

Si hay Donald Trump presidente, habrá muro. ¿De qué tamaño? Está por verse. Pero esa promesa está consignada como pocas en su libro “Great Again”, publicado en noviembre de 2015.

El viernes Carlos Slim recomendó leerlo. En éste, rescaté todas las frases independientes entre sí, que involucran a México o a los mexicanos.

“Perdemos con México tanto en comercio como en la frontera”

“(Los medios) se concentraron en el hecho de que dije que México manda a su peor gente”

“Lo que dije fue que entre todos los inmigrantes que vienen de México había gente mala, algunos de ellos son violadores, algunos vendedores de drogas, algunos vienen para vivir del sistema y debemos tomar medidas duras e inmediatas para cerrar nuestras fronteras a 'ilegales'”.

“He empleado mucha gente hispana trabajadora a través de los años. Tengo un gran respeto por los hispanos, pero eso no fue lo que reportaron los medios”.

“La gente mala no viene sólo de México. Vienen de Centro y Sudamérica y vienen probablemente –probablemente—de Medio Oriente”.

“En mi presentación añadí… construiré un gran muro en la frontera sur y haré que México pague por ese muro. Recuerden mis palabras. Hablé por un rato ese día. Cubrí casi todos los problemas que enfrenta nuestro país. Pero ¿qué reportaron los medios de ese discurso? Trump es antiinmigración. Trump llama violadores a los inmigrantes. Trump inicia una guerra con México”.

"¿Saben por qué no resolvemos nuestros problemas? ¿Por qué nada cambia? Porque no enfrentamos los problemas ni tomamos acciones”.

“Tengo un gran respeto por la gente de México. Su gente tiene un tremendo espíritu. Me he involucrado con hombres de negocio mexicanos. Pero esos hombres de negocios no son la gente que el Gobierno mexicano nos está mandando”.

“¿Alguien cree realmente que el gobierno mexicano –para ese propósito, todos los gobiernos en Centro y Sudamérica—no entendió el mensaje? El Gobierno mexicano ha publicado panfletos explicando cómo emigrar ilegalmente a Estados Unidos”.

“Eso me lleva a mi punto, esto no se trata de algunos individuos buscando una mejor vida, sino de gobiernos extranjeros comportándose mal y de nuestros políticos de carrera y otros 'líderes' que no hacen su trabajo”.

“Algunos son violadores de hecho y como vimos en San Francisco, algunos son asesinos. El hombre que disparó y mató a una hermosa joven había sido expulsado de México cinco veces. Debió estar en la cárcel allá, pero lo mandaron para acá”.

“Mucha gente no sabe que incluso México construyó su propio muro en su frontera sur para mantener lejos inmigrantes ilegales”

“La construcción del muro necesita empezar cuanto antes. Y México debe pagarlo. Permítanme repetirlo, de un modo o de otro: México lo pagará. ¿Cómo? Podríamos incrementar las distintas tarifas de la frontera que ya cobramos. Podríamos aumentar la tarifa de las visas temporales. Podríamos incluso confiscar las remesas derivadas de salarios ilegales”.

“Si es necesario, podríamos pagar el muro por medio de un arancel o recortando la ayuda a México o simplemente aclarándole al Gobierno mexicano que pagarlo es para el beneficio de su muy rentable –para ellos—relación con Estados Unidos. Pero de un modo o de otro ellos van a pagar”.

“No me importa poner una grande y hermosa puerta en el muro para que la gente pueda entrar y salir… LEGALMENTE”.

“Hemos buscado distintas soluciones y el resultado es que ahora la inmigración ilegal es peor que nunca. Una de las soluciones que funcionó fue el intento del presidente Eisenhower para lidiar con la inmigración ilegal en la frontera sur, que se conoce bajo el ciertamente horrible nombre de Operación 'Wetback'. Pero aún con ese mal nombre, el programa fue exitoso. Fue un esfuerzo conjunto entre el Servicio de Inmigración y el Gobierno mexicano. Equipos especiales de inmigración fueron creados para procesar y deportar rápidamente inmigrantes ilegales. Una de las razones por las que funcionó es porque la gente que era atrapada era entregada a agentes mexicanos que la llevaba al centro de México en donde encontraban trabajo.

“Deben y necesitan ir a casa y formarse en la fila. ¿Y saben quién concuerda conmigo? Los mexicanos, los chinos y toda la gente de otros países que quiere estar aquí legalmente y no puede obtener una visa”.
“China se convirtió en nuestro tercer socio comercial, detrás solamente de nuestros vecinos Canadá y México”.

“Algunos me atacan porque mientras me quejo de China y de México fabrico mis productos ahí. Mi respuesta: Soy realista. Soy competitivo. Cuando trabajo en un negocio consigo el mejor trato. Pero deberíamos cambiar el ambiente de negocios para que los fabricantes obtengan el mejor trato aquí, en Estados Unidos”.

“Debemos traer de vuelta trabajos de lugares como China, Japón y México. Debemos pararnos y ser rudos. De muchas maneras estamos entregando el mejor mercado del mundo, el consumidor estadounidense”.

“Ford recientemente anunció que está construyendo una planta de 2 mil 500 millones de dólares en México. Nabisco está moviendo una gran planta de Chicago a México. Una compañía alemana estaba lista para instalar una planta en Tenessee, pero cambiaron de idea y va a construirla ahora en México”.

Hasta ahí con Trump.

Me quedé pensando en algo que dijo Slim el viernes y que me dijo también ese día en un desayuno Juan Monroy, CEO de la Fibra Macquarie, un fondo que administra en el mundo unos 100 mil milones de dólares en inversiones. Los mexicanos son más productivos que los estadounidenses, están más motivados y aprenden más rápido. Producen más. Eso es independiente de los salarios.

Por eso muy probablemente el miércoles, Ana Botín dijo a escépticos analistas:

“La economía mexicana de hecho va bien. Hicieron reformas estructurales en energía, en infraestructura. Hemos anunciado que invertiremos en nuestro banco 15 mil millones de pesos para mejorarlo en los siguientes años. Continuaremos invirtiendo”, dijo la presidenta global de Banco Santander.


Twitter: 
@ruiztorre

También te puede interesar:
Lo que le faltó a Trump el viernes
La actitud de Carlos Slim frente a Trump
Detrás de la ronda petrolera de hoy