Opinión

Las elecciones intermedias más importantes de
la historia de México

1
 

 

ine

En menos de tres semanas se llevarán a cabo las elecciones intermedias más importantes de la historia de México. ¿Por qué le asigno dicha importancia? Por dos razones principalmente: (1) Porque a diferencia del pasado en donde cada año se llevaban a cabo comicios en alguno o algunos estados del país, hoy en día prácticamente sólo existen dos procesos electorales en México: Las elecciones presidenciales y las intermedias; y (2) porque después de años de estigmatizar la reelección consecutiva de cualquier cargo de elección popular, los que ganen una curul de diputado local o una presidencia municipal este domingo 7 de junio, podrán ser reelegidos en los próximos comicios de 2018.

El aglutinamiento de procesos electorales arrojó como resultado que se vayan a llevar a cabo procesos para elegir gobernador en nueve estados (Baja California Sur, Campeche, Colima, Guerrero, Michoacán, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí y Sonora), la renovación de los 500 diputados federales (300 de mayoría relativa y 200 de representación proporcional o plurinominales), así como 600 diputados locales y 871 presidentes municipales en 16 estados y 16 jefes delegacionales en el Distrito Federal, sumando así mil 996 cargos en total. Además del alto número y la importancia de los cargos, considero que hay cinco temas clave en estas elecciones: (1) Los comicios en Guerrero, Oaxaca y Michoacán, en donde ha habido amenazas de bloquear los procesos electorales; (2) cómo quedará conformada la Cámara de Diputados a nivel federal; (3) participación de candidatos independientes; (4) violaciones a las nuevas leyes; y (5) partidos que se quedarán sin registro y partidos que se consolidarán.

En cuanto al primer tema, han habido amenazas hasta cierto punto creíbles de que los procesos electorales en los estados de Guerrero, Oaxaca y en menor medida, Michoacán, pudieran ser bloqueados. Aquí considero necesario destacar que en el México post-revolucionario siempre se han llevado los procesos electorales programados, por lo que sería considerado como un atentado grave en contra el estado de derecho que no se pudieran concretar. Creo que la probabilidad de que esto ocurra es muy baja, pero sin duda es un tema clave.

Sobre la conformación de la Cámara de Diputados, el punto (2), la mayoría de las encuestas que se han levantado en las últimas semanas apuntan a que la fórmula PRI-PVEM va a continuar teniendo la mayoría, en donde la segunda fuerza seguiría siendo el PAN y el PRD se quedaría con el tercer puesto. Por ejemplo, la última encuesta publicada por Mitofsky –recabada del 24 al 27 de abril-, arroja una intención de voto por el PRI, con la que podría alcanzar alrededor de 40 por ciento de las curules (actualmente tiene 43), 23 por ciento el PAN (23 por ciento actual), 8 por ciento el PVEM (5 por ciento actual), cerca de 18 por ciento el PRD (actualmente con 20 por ciento de la cámara baja) y 4.8 por ciento Morena (actualmente 3 por ciento). Si así quedara la cámara baja, el PRI y PVEM quedarían con una composición similar a la actual (48 por ciento), en donde lo que perdería el PRI, lo ganaría el PVEM.

En cuanto al punto (3), el candidato independiente que está llamando más la atención es Jaime Rodríguez, mejor conocido como “El Bronco”, candidato a la gobernatura del estado de Nuevo León. Si bien existe un amplio rango en el porcentaje de intención de voto entre candidatos en diferentes encuestas, hay algunas que lo sitúan en primer lugar. Tal es el caso de la encuesta telefónica que levantó el periódico El Norte y que publicó hace dos semanas, en donde sitúa a “El Bronco” con el 29.2 por ciento de la intención de voto, seguido por el PRI, con 27.5 por ciento y por el PAN, con 21.6 por ciento. Si es que queda así la elección, será una lección muy importante que tendrían que aprender los partidos en cuanto al hartazgo de la población con los políticos de partido, sobre todo para las próximas elecciones presidenciales. Pasando a los últimos dos puntos, la violación a las nuevas leyes –que se están aplicando por primera vez (punto 4)-, va a ser un tema muy relevante para generar confianza entre los ciudadanos, si se aplica la ley adecuadamente.

Finalmente, en cuanto al punto (5), juzgando por el resultado de las encuestas que se han levantado hasta el momento, considero que va a ser poco probable que los dos nuevos partidos, el Partido Humanista y el Partido Encuentro Social alcancen el 3 por ciento de la votación (mínima para conservar el registro) y por lo tanto pierdan el registro, mientras que Morena se consolidará como una alternativa más de la izquierda mexicana.

*Economista en Jefe. Grupo Financiero Banorte. Las opiniones que se expresan en el artículo no necesariamente coinciden con las del Grupo Financiero Banorte, por lo que son responsabilidad absoluta del autor.

También te puede interesar:
México, el país de María y José
Fundamentos para continuar estando optimistas en 2015
Banxico, a refrendar que seguirá a la Fed