Opinión

Las del domingo

 
1
 

    

Elecciones EU

El día de hoy llegan a su fin las campañas para gobernador en los estados de Nayarit, Coahuila y el Estado de México. Junto con los comicios hay una herramienta científica que tendrá que pasar la prueba este domingo: las encuestas. Por años, las encuestas resultaron certeras, fueron un instrumento que permitía saber cómo se desarrollaba la contienda electoral, quiénes subían, quiénes bajaban. Algunos dicen que por trampas de los encuestadores y por sus malas mañas es que la herramienta entró en desprestigio. Ellos se defienden, creo que con razón, al decir que es la ciudadanía la que ya no confía en estos instrumentos, que prefieren mentir y que ante eso no se puede hacer nada. Veremos este domingo qué es lo que pasa en esa materia, por lo pronto ¿cómo cierran los estados que eligen gobernador?

Nayarit.- Ganará la alianza PAN-PRD. Pero que nadie se adjudique el triunfo porque ese es del control que tiene la familia Echevarría en la entidad desde hace años. Por supuesto que la buena noticia ahí es que pierde el gobernador Roberto Sandoval que tuvo, en su más cercano colaborador, a un miembro del crimen organizado, preso en Estados Unidos. La situación de seguridad en Nayarit puede complicarse por los pactos del procurador con los cárteles a los que servía. La suerte del gobernador Sandoval parece decidida.

Coahuila.- El cacicazgo de los Moreira está a punto de caer. El panista Guillermo Anaya, según las encuestas, es quien se apresta a derrotar esa empresa familiar que ha sido el gobierno estatal para una familia. El control corporativo de sindicatos y grupos de choque, el uso de los recursos para favores políticos, el endeudamiento demencial en las finanzas del estado, la inseguridad que campea en la entidad, los vínculos con el crimen organizado, y el saqueo brutal del presupuesto público pueden ser cuestiones del pasado si gana el panista Anaya. Aunque hay quien dice que la elección está empatada, Coahuila puede ser un reflejo de lo sucedido el año pasado en el que el voto por el favorito de la oposición estuvo oculto hasta el momento de los resultados. Esto ha sucedido particularmente en estados con larga tradición y control priista, como lo es Coahuila. El fin de los Moreira está cerca.

Estado de México.- La tendencia en las encuestas nos dice que ganaría Delfina. Sin embargo, la gigantesca operación del gobierno federal a favor de Del Mazo puede convertirse en una operación de grandes proporciones el día del voto. La llamada Fuerza Mexiquense no es algo despreciable. A esto abonan el nerviosismo violento con que se ha desempeñado Andrés Manuel López Obrador en los últimos días. Está irascible, intolerante, tal y como es; ya no le queda el disfraz de despacito. Llaman la atención también los desplegados de la candidata de Morena en que anuncia una ventaja enorme sobre el priista –la mayoría de las encuestas no dan esa diferencia–. La sospechosa actividad en el país del espía ruso de origen norteamericano, John Ackerman, se documenta con la difusión de encuestas falsas por parte de esta rémora refugiada –but of course– en la UNAM. Esas señales de nerviosismo moreno indican que traen datos contrarios a los que difunden afanosamente.

Por lo pronto, podemos decir que han sido procesos electorales interesantes y que en dos de esas entidades sabremos qué pasa hasta el mismísimo domingo. 

Twitter: @JuanIZavala

También te puede interesar:
AMLO, en su jugo
De nuestros clasismos
Partidos sin definiciones