Opinión

Las armas de Kimberly frente al dólar

 
1
 

 

De Jefes.

Ahora que el dólar vuelve a rondar e incluso superar los 17 pesos, se vuelven a prenden los focos rojos para empresas que tienen una alta proporción de su deuda o costos en la devisa verde sin un respaldo relevante en la misma. Uno de esos casos es el de Kimberly-Clark de México que dirige Pablo González. ¿Por qué? Alrededor de 60 por ciento de sus costos son en dólares y casi  100 por ciento de sus ingresos en pesos. Sin embargo, el líder en la fabricación y venta del papel higiénico, servilletas y pañales se ha defendido con ahorros en costos e incrementos de 5.0 por ciento en precios en lo que va del año, además del beneficio por la mejora del consumo. Los expertos creen que el grupo puede mantener en los próximos dos años los crecimientos de doble dígito en ventas y flujos que acumuló al tercer trimestre de 2015. ¿La clave? Más eficiencias en costos, alza de precios y un consumo saludable. El sondeo de Bloomberg ve el precio de los títulos de Kimberly en 42.2 pesos en los próximos 12 meses, lo que implica un potencial de subida de 11 por ciento. Pero eso no es todo, agréguele otro 4.0 por ciento por ciento por pago de dividendos. Cheque su portafolio.

Laboratorios sin cabeza
La Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica (AMIIF), que aglutina a más de 40 laboratorios nacionales y extranjeros, sigue sin presidente y no se ve quién vaya a levantar la mano. Nos dicen que ante el buen trabajo que hizo Luis Calderón (exdirector general Alexion Pharmaceuticals) al frente de organismo, la vara quedó muy alta. Uno de los requisitos para liderar la AMIIF y cubrir un periodo de dos años en la presidencia de la misma es estar al frente de alguno de los laboratorios farmacéuticos. En marzo de 2016 ya debe conocerse al nuevo dirigente y su mesa directiva será quien decida quién quedará al frente al no tener algún voluntario. Apunte desde ahora como opciones a Aldo Rees, CEO de Pfizer; Pedro Galvis, que lidera Merck y Alberto Salazar Hernández, quien encabeza Boehringer Ingelheim en México.

Según datos de la Asociación Mexicana de Laboratorios Farmacéuticos (Amelaf), el mercado farmacéutico en México tiene un valor aproximado de 14 mil 500 millones de dólares anuales. Usted, ¿tiene candidato?

Banorte, el preferido en AL
El crecimiento estable que muestra el PIB de México y su baja penetración bancaria son argumentos de peso para que los expertos de Santander prefieran los bancos mexicanos sobre los chilenos, peruanos, colombianos y brasileños. Banorte, que preside Carlos Hank González, es su emisora favorita de la región en el sector bancario. ¿Por qué? Considera que la fortaleza del consumo está incidiendo en la recuperación del crédito. De hecho, la casa de bolsa estima que la cartera de préstamos de la institución crecerá a una tasa anual compuesta de 14 por ciento en promedio durante 2015-2018, por encima del 10-11 por ciento que mostró en los últimos dos años. Un argumento más: Banorte tiene una baja exposición a la alicaída ICA.

Santander ve el precio de los títulos de Banorte en 115 pesos para el cierre de 2016, lo que implica un potencial de subida de 28 por ciento sobre su nivel actual. ¿Comprará?

También te puede interesar:
Totalmente... Tesla
La Comer de Soriana
La expansión que ‘cocina’ Alsea para 2016