Opinión

Las 24 horas clave
de Peña en el WEF

1
 

 

peña nieto

RIVIERA MAYA, QR.– Hoy inicia aquí el Foro Económico Mundial en su edición América Latina. Esta noche el gobernador Roberto Borge Angulo trasladará a los 800 participantes al fenomenal parque ecoturístico Xcaret para darles la bienvenida, horas antes de que mañana jueves aparezca el presidente Enrique Peña Nieto en una sesión moderada por Klaus Schwab –cabeza mundial del foro– para hablar de la agenda reformadora que sin duda encabeza México en la región.

Este WEF no será sencillo para el presidente. A cuestas trae la falta de vigor poderoso que se esperaba en la economía tras las reformas estructurales; la reputación adversa del país en lo que a corrupción se refiere; y la inacabada lucha contra el narcotráfico, cuyos cárteles y su efervescencia tienen cada día mayor impacto en la sociedad, con el notorio caso de lo ocurrido en Jalisco el fin de semana pasado.

Pero los vientos podrían estar a favor de Peña esta vez, gracias a la compleja situación económica global, que afecta sin paralelo a muchos países (y a sus monedas) más que a México. En adición, los datos le sonríen: crecimiento superior al de naciones similares; reputación de altos vuelos para el manejo de las finanzas públicas con colocaciones de bonos con sobredemanda; mecanismos de ajuste monetario y cambiario veloces; inversión extranjera notoria en sectores clave como el automotor… Así, Peña intentará –tiene 24 horas para hacerlo–, aplicar el desfibrilador al “momento mexicano”, para revivirlo en el ánimo de los inversionistas globales.

Ya lo documentaba la influyente consultora Boston Consulting Group hace unos días, al afirmar que: (1) “Desde la crisis financiera global de 2008-2009, la economía mexicana se ha recuperado y el gasto del consumidor se ha incrementado alrededor de 2.5 por ciento cada año”.

(2) “Estimamos… que el consumo de la clase media de México se catapultará alrededor de 7.0 por ciento anualmente hacia el final de la década y representará 93 por ciento de la demanda incremental”.

(3) “México tendrá alrededor de 1.4 millones de hogares de clase media adicionales en 2018 respecto de 2013, incluso si el crecimiento económico se mantiene a tasas débiles en los últimos dos años”.

(4) “Hacia el año 2018 estimamos que el crecimiento anual compuesto se acelerará a 4.1 por ciento; y que 34.7 por ciento de los hogares podrán clasificarse como clase media”.

Así, en este foro, Peña será no sólo el anfitrión, sino también la estrella entre otros presidentes latinoamericanos… Santos, Pérez Molina, Varela… No obstante, debe cuidar que el nuevo hilo discursivo que seguirá tenga los balances y contrapesos suficientes para revivir el “momento mexicano” de una forma creíble y duradera.

Twitter: @SOYCarlosMota

También te puede interesar:
Oye, Mancera: ¿qué hacemos con los viejitos del condominio?
Viva el acero de China
Thaddeus Arroyo visualiza ecosistema de más de 400 millones