Opinión

Lalo!, el hermano menor para desayunar en la Roma

   
1
Lalo!

   

Lalo!

Dirección: Zacatecas 173, Col. Roma Norte

Teléfono: 5564-3388

Twitter: @EatLalo

Horarios: Desayunos, martes a domingo, de 7:00 a 12:00 horas.
Comidas, martes a domingo, de 13:00 a 17:00 horas.

Precio: $200-$300 (desayuno), $300-450 (comida) por persona

Tiempo: Una hora

Tarjetas: Por ahora no aceptan, pero pronto tendrán terminal


Para aspirar a ser perfecto, un domingo debe incluir un buen brunch, y el de Máximo Bistrot en la colonia Roma me parecía uno de los mejores de la ciudad. Sufrí cuando dejaron de servirlo hace varios meses, pero agradezco que haya sido para traernos algo mejor: Lalo!.

El nuevo restaurante del chef Eduardo García y su esposa, Gabriela López Cruz, abrió la semana pasada y no sólo recupera la idea de buenos desayunos, sino que ofrece, en un ambiente muy relajado, otra opción para comer bien.

No se parece en nada a su hermano y vecino Máximo, excepto en la calidad de los alimentos. Aquí optaron por una sola mesa larguísima, para unas 45 personas, con la que nos dejan claro que la idea es compartir y divertirse, especialmente si se sienta viendo hacia la pared decorada por el artista callejero Bue the Warrior.

Un croque-madame hecho con huevos orgánicos y jamón elaborado por ellos mismos es el inicio ideal para cualquier día de la semana.

No puede dejar de probar su pan francés que es inigualable. Lo puede pedir desde el desayuno o como postre en la comida. Además tuvieron la genial idea de incluir en el menú el polémico café Flat White, originario de Australia y Nueva Zelanda, que ahora se populariza en Europa. En México casi no se consigue y a veces los baristas pasan por alto su diferencia con un Latte pequeño o un Capuccino.

En la comida comience por la sopa de jitomate rostizado. Es muy cremosa y tiene el balance perfecto entre su sabor ligeramente dulce y la acidez marcada del jitomate. Sólo un par de crotones y un chorrito de aceite de oliva bastan para terminarla.

El sabor de las láminas de pulpo va creciendo en conjunto con las aceitunas y las alcaparras que le acompañan, aunque el sabor se desploma cuando se incorpora una rebanada de pepino.

El plato más complejo que probé fue la calabaza mantequilla con macadamia y arúgula. Los sabores mezclan lo dulce de la calabaza, el amargor de la arúgula, un toque salado de la macadamia y una ligera acidez.

El fried chicken es espectacular. Por dentro se encuentra tierno, mientras la piel está negra, perfectamente dorada. Y el sándwich de roast beef no se queda atrás, con pan y roast beef hechos en casa. Es una porción bastante abundante de carne y una cantidad suficiente de queso derretido.

Si es aficionado a las pizzas, tienen un horno de ensueño que mezcla leña y gas para lograr la cocción deseada.

Visite Lalo! lo más pronto posible, antes de que su mesa esté siempre llena y haya que esperar un largo rato. Inevitablemente eso sucederá.

Twitter: @ysusi

1
   

    

Lalo!