Opinión

Ladrones e ineptos

 
1
 

 

Ciudadanos emiten su voto en la Ciudad de México

La elección del domingo dejó muy claro que las urnas siguen siendo el vehículo para que los ciudadanos castiguen a los malos gobernantes.

Hubo alternancia en ocho de los 12 estados: la alianza PAN-PRD perdió dos y el PRI perdió seis. Pero además, una de las principales promesas de campaña de los candidatos ganadores es que combatirán la corrupción, así como resultados en desarrollo económico y seguridad.

Los gobernadores salientes de Chihuahua, Durango, Oaxaca, Sinaloa, Tamaulipas, Veracruz y Quintana Roo deben estar muy nerviosos por lo que se les avecina. Ya en Nuevo León el exgobernador Medina del PRI les dio un ejemplo claro de cómo protegerse: donar sus propiedades y esconder lo mejor posible lo que se robaron. En Sonora parece que se sigue de cerca al exgobernador Padrés del PAN. Es decir, PRI, PAN y PRD tienen que demostrar que pueden perseguir la corrupción, que se terminaron los pactos de impunidad y que son capaces de gobernar de manera honesta.

Ante esta situación y en el contexto postelectoral, el gobierno federal debe tomar la decisión de qué posición tomar durante el periodo extraordinario de sesiones que comienza el 13 de junio para aprobar las siete leyes secundarias del Sistema Nacional Anticorrupción (conocidas como Ley 3de3). ¿Qué hacer ante la ola de castigo electoral?

¿Mantenerse en la postura del PRI y el PVEM en el Senado, y empatanar las leyes? ¿Impulsar los cambios y dar testimonio de que el gobierno federal está a favor de acabar con el cáncer de la corrupción?

¿Qué debe hacer el gobierno ante evidencia como el reportaje de Animal Político sobre el esquema de robo al erario del gobernador veracruzano? ¿Qué debe hacer el gobierno ante los siete mil millones de pesos que tiene el mejor amigo del gobernador de Oaxaca en cuentas personales? ¿Cómo acelerar y facilitar desde el gobierno federal las investigaciones que deben hacer los futuros gobernadores?

Hay que demostrar que se puede combatir la corrupción desde el sistema político que tenemos. De lo contrario, ¿qué alternativa tendrán los electores en el 2018?

Twitter: @julio_madrazo

También te puede interesar:
Esclavitud en el siglo XXI
El fallido federalismo fiscal
Alcalde de Filipinas, a la Trump