Opinión

La tía mexicana de Perú

 
1
 

 

De Jefes.

Finalmente se abrió paso. La Tía María que defiende Óscar González Rocha en Southern Copper arrancará este año. Esta empresa de Grupo México construirá su proyecto más ambicioso en el negocio minero, ubicado en Perú y que lleva por nombre Tía María.

Después de negociar con pobladores y autoridades en temas ambientales invertirán más de mil 400 millones de dólares.

En una conferencia con analistas, Daniel Muñiz, CFO de Grupo México, destacó que la mina podría iniciar operación en 2017.

Producirá unas 120 mil toneladas de cobre al año y una vez que entre en operación generará unos 600 empleos directos en la región de Arequipa.

Sí, el precio del metal cayó 20 por ciento en los últimos 12 meses y todo apunta a que se mantendrá deprimido este año, pero la apuesta en estos negocios es a largo plazo. En 2015, la división minera aportó 73.5 y 67.4 de los ingresos y flujos del grupo, respectivamente. Negocio “de oro”.

Y LA MAMÁ, CASTIGADA
¿Qué salió mal? Crecimientos récord en ventas a lo largo de 2015 y reportes financieros mejores de lo esperado en los primeros tres cuartos de 2015 llevaron a la acción de Wal-Mart a tocar un nuevo máximo histórico el pasado 5 de febrero.

Pero el gigante del retail en México decepcionó con sus cifras del cuarto trimestre de 2015, al mostrar no sólo caídas en flujo operativo y utilidad neta, sino niveles inferiores a los previstos por los analistas.

Los títulos de la firma que en México preside Enrique Ostalé finalizaron la jornada de este miércoles con una pérdida de casi 5.1 por ciento al situarse en 42.4 pesos.

Ni los dividendos de 1.68 pesos anunciados por el grupo que implican un rendimiento de 3.8 por ciento, evitaron la quebradora del mercado.

Una buena noticia es que en el primer trimestre de 2016 el grupo enfrentará una base de comparación baja dado que este año la Semana Santa caerá en su en marzo, a diferencia del año anterior que fue en abril. El calendario, un aliado de Mamá Lucha.

CONTRA FUGAS
No, no es en las cárceles. A ver, revise su tanque. ¿Huele a gas? Los permisionarios que transportan y venden al público gas licuado de petróleo presumen que ya invirtieron más de dos mil 200 millones de pesos desde 2011 en algo llamado tristemente Fideicomiso de Reposición de Activos para la Industria de Gas LP (Firagas).

El dinero es para cumplir con la verificación de sus instalaciones y equipos, todo dentro del programa de supervisión 2016.

Las gaseras usaron los recursos para mejorar la infraestructura de sus plantas de almacenamiento y sus equipos. Entonces, ¿huele a gas?

También te puede interesar:
Axtel la vista, baby
¿Y el debut de Sigma?
El incremento que alista Bachoco