Opinión

La teoría panista del complot

Termina, por fin, la que quizá sea la semana más embarazosa en la historia del Partido Acción Nacional. Termina la semana, pero no la pesadilla.

Luis Alberto Villarreal, el dipu-table en desgracia y excoordinador de su bancada, rompió el acuerdo de silencio con la dirigencia de su partido y comenzó a dar entrevistas para tratar de explicar lo que no ha explicado. Se ha empeñado en gritar a los cuatro vientos que le tendieron una trampa con fines políticos, un ‘compló’, pues.

Hasta ahora, sus argumentos suenan fofos, desesperados, inconsistentes. El de Luis Alberto Villarreal se convirtió ya en material didáctico para ejemplificar claramente lo que no hay que hacer para enfrentar una crisis de imagen. Le urge un media training. Alguien debería explicarle que de nada servirá argumentar que le tendieron una celada, eso es evidente. Inútil es negar que se usaron recursos públicos para pagar la comida, la bebida, la casa, la música y las muchachas. Sabemos que, a menos que haya alguna filtración malintencionada de documentos, probarlo será casi imposible.

Pero, lo que tiene que saber Luis Alberto Villarreal es que mientras siga negándose a contestar las preguntas fundamentales, de poco servirán las explicaciones y las teorías del complot.

¿Quién los invitó a la fiesta? ¿Quién pagó? ¿Cuál fue el motivo de la fiesta? ¿Qué relación tienen los diputados panistas con el anfitrión? ¿Qué hacía en la fiesta, aparentemente como anfitrión, Edelmiro Sánchez Hernández, empresario, abogado y gestor, buscado por la justicia por el asesinato del diputado panista de Nuevo León, Hernán Belden Elizondo?

Los diputados y el propio Partido Acción Nacional nos deben una explicación. Por supuesto, también merecemos saber quién, por qué y para qué se grabó ese video.

Gustavo Madero, el presidente del PAN, tampoco está libre de responsabilidad. Fue Madero quien encumbró y protegió a Luis Alberto Villarreal. Cuando fue acusado de ser el cerebro y operador de los ‘moches’, Villarreal fue protegido por Madero. Lo mismo cuando se le acusó de pertenecer a una red de complicidades en la apertura y operación de casinos. ¿Lo volverá a encubrir Madero? Hasta ahora, parece que sí.

Por cierto…

También esta semana el gobierno de Jalisco convocó a una conferencia de prensa en la ciudad de México para presumir sus buenos resultados en el manejo de la finanzas estatales.

Dio a conocer que Fitch Ratings y HR Ratings subieron la calificación a la calidad crediticia del estado. Las ubicaron en A-(mex) y HR A-, lo que significa que Jalisco alcanzó una alta calidad crediticia y que el emisor mantiene bajo riesgo crediticio, respectivamente.

Twitter: @Cachoperiodista