Opinión

La tarjeta de crédito como herramienta útil

 
1
 

 

[Por prestar su tarjeta, 5.4 millones de personas podrían ser fiscalizadas. / Bloomberg] 

Sin lugar a dudas el crédito al consumo a través de las tarjetas es el más caro del mercado y una sugerencia básica es evitar endeudarse con ellas; sin embargo, hay razones de mucho peso para considerarlas aliadas en las finanzas personales.

El punto crucial es saber manejarlas y sacarles beneficio; expongo diez razones para ello.

1.- Permiten tener un financiamiento sin intereses, siempre y cuando se pague el saldo completo en cada corte. Todas las transacciones después de ese día pasan hasta el siguiente estado de cuenta.

2.- Hay opciones de recompensa.

En algunos casos con puntos que se convierten en dinero en efectivo; en otras con premios específicos o millas para viajar.

3.- Son un registro exacto de los gastos y con ello se apoya el análisis y corrección. Es un insumo fundamental para la elaboración de presupuestos familiares.

4.- Permite tener cubiertas las contingencias. Ante la eventual necesidad de un ingreso hospitalario o viaje intempestivo se puede recurrir a su uso.

5.- La disposición de efectivo, aunque tiene un costo alto, resuelve algún tipo de problemática inmediata, que de otra manera podría significar un dolor de cabeza mayor.

6.- Da seguridad al manejo de los recursos, pues en caso de robo y de extravío la mayoría de las tarjetas están cubiertas contra estos percances, siempre y cuando se reporten a tiempo.

7.- Son básicas para viajar y documentarse en hoteles. Además, es prácticamente imposible rentar un auto sin tarjeta de crédito.

8.- Acceso al extranjero. Al estar respaldadas por Master Card o Visa son un soporte para hacer transacciones internacionales y evitar problemas de efectivo.

9.- Facilitan la comercialización vía internet que ha crecido de forma importante en México.

10.- Es adecuado tener un historial crediticio y las tarjetas son una de las vías, siempre y cuando no te excedas.

Es recomendable tener cuidado con el límite de crédito para evitar riesgos excesivos de clonación y también porque eleva el pago mínimo requerido por el banco.

Por otra parte, en caso de que sólo las tenga como respaldo, se sugiere ocuparlas de forma esporádica para evitar problemas cuando se quieran utilizar, pues el banco puede suponer un mal manejo y declinar la operación.

La decisión es suya y la moderación es básica; por eso, si le es difícil controlarse en términos de consumo, mejor ni se arriesgue a usarlas.

Twitter: @finanzasparami

También te puede interesar:
¿Cómo destrozar tus finanzas con deudas?
Los millennials en crisis, ¿cómo enfrentarla?
Jubilación, el reto de los millennials