Opinión

La semana del adiós:
Se van Interacciones, Meade y Carstens

 
1
 

 

Meade

Esta semana, sin lugar a dudas, podríamos llamarla la de las despedidas. Tres adioses significativos se darán en los siguientes días dentro del sector financiero.

El primero de ellos se dio ayer. Como todos sabemos, José Antonio Meade, hasta ayer secretario de Hacienda, se despidió muy aplaudido por todo el sector financiero, al anunciar su cambio de aires en busca de la candidatura presidencial por el PRI.

La segunda despedida es la de Agustín Carstens, que el 30 de este mes es su último día como gobernador del Banco de México. El funcionario se va a Basilea, Suiza, al BIS. Y tan previsor fue, que la primera postal navideña que ya recibieron la semana pasada los directores de bancos fue la de él, en donde se despide de México.

Y la tercera que transformará sin duda el sector bancario, porque veremos a otro banco mexicano subir posiciones dentro del poderoso G-7, y que beneficiará a los accionistas y no necesariamente a los clientes, es la que se prepara para el próximo 5 de diciembre, fecha en la que los accionistas de Banorte están citados en Monterrey para aprobar o rechazar la propuesta de la administración para fusionar al Grupo Financiero Interacciones.

Interacciones recién cumplió 25 años con los mejores números en su historia y, con la aprobación de la fusión, le diremos adiós a la marca Interacciones dentro del sector financiero, ya que desaparecerá su nombre al ser absorbido por Banorte.

En Interacciones sus principales accionistas son Carlos Hank Rhon, Banco Interacciones Fideicomiso 10353 (cuyo beneficiario es Carlos Hank González) y Graciela Hank González, quienes en agregado tienen 68.1 por ciento de las acciones.

En la asamblea de accionistas ordinaria y extraordinaria, programada para las 11 de la mañana del próximo martes 5, si se aprueba la fusión, la operación tendrá un costo de más de 26 mil millones de pesos.

Lo interesante es que una vez aprobada la fusión, la estructura accionaria de Banorte quedaría encabezada en 10 por ciento por el fideicomiso de la familia González, con 2.6 por ciento de la familia Hank Rhon. Otras personas relacionadas tendrán 1.6 por ciento y el restante 85.8 por ciento el público inversionista.

Sin duda en Interacciones —aunque están enfocados en seguir trabajando para mantener los 55 trimestres consecutivos de utilidades de manera ascendente— también se encuentran en el proceso del análisis para la fusión, en donde se tiene claro que Interacciones desaparece, pero lo que esperan los clientes que no desaparezca de ese grupo es el trato ágil que le han dado a las peticiones de crédito.

En el prospecto de la fusión se busca quede todo esté listo antes del primer semestre del año, pero dado los tiempos electorales, la fusión podría concretarse en marzo y, como dice la canción, “para abril o mayo” ya estar integrados, en donde, como sucede en toda fusión, habrá “un proceso de optimización” de personal en dos etapas y terminará a finales de 2018, o sea, habrá recortes.

La transacción en general generará gastos aproximados de 900 millones de pesos, incluyendo liquidaciones, pasivo laboral, honorarios de auditores, asesores financieros y legales externos.

Por lo pronto, la moneda está en el aire.

Twitter: @JLeyvaReus

También te puede interesar:
¿Y dónde están las mujeres?
Sismos y aseguradoras, las interrogantes
¿Qué debe tener una Fintech para que inviertan en ella?