Opinión

La salida de Carstens
y mis finanzas 

 
1
 

 

Carstens. (cuartoscuro)

En el contexto de la administración personal pareciera un simple cambio en una dependencia; pero no, la salida de Agustín Carstens como gobernador del Banco de México es relevante para nuestros bolsillos y conviene darle seguimiento para saber cómo podría afectar la planeación del patrimonio.

Para comprender el papel de esta institución en la vida financiera, basta decir que tiene como objetivo mantener la inflación en niveles bajos, que en este momento es de entre 3.0 y 4.0 por ciento.

La autonomía en sus decisiones de estrategia monetaria es un sano contrapeso para el Poder Ejecutivo, pues en otros tiempos se generaban medidas populistas que buscaban elevar el gasto público sin tener control de los precios.

Debemos reconocer que bajo el mandato de Carstens en el Banxico se logró una estabilidad envidiable en materia inflacionaria y por eso es fundamental que quien ingrese a esa función cuente con el perfil idóneo en términos técnicos y políticos.

Literalmente, las decisiones que se toman llegan a la despensa a través del aumento de los precios y a las inversiones por los movimientos en las tasas de interés, que es la herramienta principal para manejar la cantidad de dinero en circulación.

El mecanismo es sencillo de entender y complicado de aplicar: a mayor presión inflacionaria, se induce un alza en las tasas de interés, pero también es necesario alinearlas con los niveles internacionales para evitar los extremos de tener una avalancha de capitales foráneos 'golondrinos' o la salida intempestiva. Esta parte fina es la que se espera controle el Banco Central.

Además, participa en las decisiones del tipo de cambio e interviene en el mercado como lo ha hecho con subastas para abatir la especulación.

Vivimos un mundo de inmediatez y una vastedad de información, por lo que el nombre del juego ahora se llama 'confianza'. Por eso se trata de que las personas que dirijan las instituciones tengan credibilidad ante los agentes económicos y puedan 'tranquilizar' a los mercados con sus declaraciones.

Quien lleve las riendas de este organismo central es importante para la administración familiar, sobre todo porque hay que irnos blindando por si alguien con enfoque populista ganara la presidencia de la República.

Es conveniente para todos que el nuevo gobernador del Banco de México sea una persona que pueda mantener su independencia de las autoridades y de la tentación de impulsar la economía de forma artificial.

Twitter: @finanzasparami

También te puede interesar:
¿Cómo aprovechar las malas noticias?
Construye un 'plan B' para tus finanzas
¿Cómo enfrento el riesgo en mis finanzas?