Opinión

La respuesta la tiene Grupo Alfa

 
1
 

 

Laboratorio de Genética

Resulta muy desconsolador pensar que para que México se convierta en país desarrollado debemos: (a) esperar una generación o dos para palpar los resultados de la reforma educativa; (b) resistir hasta el sexenio próximo para tener competencia total en el sector energético
–rogando que el petróleo suba de precio–; y (c) orar a Dios para que el nuevo aeropuerto se pueda inaugurar en 2018.

Por eso es muy inquietante que se preste muy poca atención a un ámbito que podría generar resultados más veloces: la Investigación y desarrollo del sector privado. Las empresas tienen los recursos, incentivos y el personal calificado para detonar inversión innovadora que puede generar soluciones a problemas que afectan a millones de individuos. Ford Motor Co., por ejemplo, lanzó estos días un concurso con 30 mil dólares en premios para que los ciudadanos propongan soluciones al tráfico de la ciudad de México. La convocatoria vence hoy.

Pero la I+D mexicana habita en el ostracismo de la indiferencia empresarial. En este país es prácticamente imposible escuchar a un gran empresario abordar el tema, y las palabras al respecto del secretario general de la OCDE, José Ángel Gurría, parecen haber caído en el vacío hace dos semanas, cuando aseguró que la inversión en ciencia y tecnología aquí guarda una brecha enorme contra naciones como Corea. La brecha crece: “¿por qué nos sorprendemos de tener un bajo crecimiento y altos niveles de desigualdad?”.

En su más reciente reporte sobre ciencia y tecnología ese organismo destaca: “En 2012, las dos mil empresas más activas en I+D y su red de 500 mil filiales acumularon más de 90 por ciento de la I+D empresarial total (…) De esas dos mil empresas, 250 multinacionales representaron 70 por ciento del gasto en I+D, 70 por ciento de las patentes y casi 80 por ciento de las patentes relacionadas con las TIC, así como 44 por ciento de las solicitudes de registro de marcas”.

¿Quién presta atención a esto en México? Aurelio Nuño estará muy concentrado de aquí a 2018 –y hará bien– en que los maestros de primaria no falten a clases y presenten sus exámenes de evaluación. El sector privado no habla de esto.

¿Entonces?
La respuesta tendrá que venir de escudriñar entre los pocos que invierten en I+D, y forzarlos a cacarear su visión. Como Grupo Alfa, el conglomerado que tiene 13 centros de desarrollo tecnológico y más de mil 100 personas dedicadas a la investigación: “Alfa ha venido construyendo una amplia plataforma tecnológica a través de inversión en investigación y desarrollo, o mediante adquisiciones. Esta plataforma es una valiosa herramienta de competitividad, ya que permite a las empresas de ALFA capitalizar su potencial al optimizar procesos y agregar valor a sus productos y servicios”.

Twitter: @SOYCarlosMota

Correo: motacarlos100@gmail.com

También te puede interesar:
Raúl Castro, 'businessman' à la Fórmula 1
Carlos Slim dijo: “imaginen un virus…”
Demanda masiva vs. Grupo Bafar por cáncer y jamones Parma, Sabori…