Opinión

Amado y Oceanografía

Cuando el río suena es porque agua lleva… y si es el océano el que hace olas, pues cuanto más.

Le decimos lo anterior porque ayer empezó a sonar fuertemente la versión de que Amado Yáñez, el exaccionista mayoritario de Oceanografía, va viento en popa con algunos de sus litigios relacionados con la empresa, al grado de que no sería de extrañar que en muy poco tiempo lo pueda ver de nuevo al frente de la firma naviera.
Por lo pronto, aquellos interesados en comprar algunos activos de esta compañía ya se echaron para atrás desde hace algunas semanas, y se barrunta nuevamente tormenta en este inconcluso y complicado caso.

Por lo pronto, no le quite la vista, pues pronto podría dar sorpresas.

Problema de agendas

Pues no se van a poder reunir. Aunque sí hubo la intención de que los presidentes de México y Estados Unidos se encontraran en Texas el próximo 28 de agosto, como le adelantamos en este diario, al final no se pudieron conciliar agendas.

Así que el viaje del presidente Enrique Peña será sólo a California, como se informó a la Comisión Permanente del Congreso.

Sin embargo, aun sin encuentro personal por el momento, tenga la certeza de que el tema del flujo migratorio de menores no acompañados, va a estar en primerísimo lugar de los temas bilaterales, pues no se va a detener por pura voluntad o por simple vigilancia.

Ni juntos ni revueltos

Pues a los ilusos notables que ayer le pidieron a Andrés Manuel López Obrador que sumara sus firmas a las del PRD para proponer una consulta sobre el tema energético, el tabasqueño los dejó con un palmo de narices.

Dice que con el PRD no va ni a la esquina, así que llevará sus firmas “morenas” por un lado dejando a los del sol azteca con las suyas por otro lado.

Así que, con todo respeto, como acostumbra, los mandó virtualmente a visitar su rancho, allá en su estado natal.