Opinión

La repulsa a Trump
nos unió

1
   

    

Donald Trump (ilustración)

Las andanadas verbales antimexicanas del magnate Donald Trump han suscitado un grata brisa de unidad del país, contra el racismo explícito y artero del precandidato presidencial del Partido Republicano de Estados Unidos.

El primero en reaccionar ante los exabruptos de Trump fue el secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong, quien el 16 de junio condenó sus afirmaciones por “prejuiciosas y absurdas”, en el marco del curso de alta formación de Políticas Públicas Antidiscriminatorias.

Hace más de un mes el titular de Gobernación manifestó que Trump ignora la aportación que han hecho a Estados Unidos migrantes de todo el mundo, especialmente los provenientes de México.

Después de la breve pero contundente barnizada de historia del secretario de Gobernación, empresarios, intelectuales y artistas han externado su repudio al poderoso millonario que afirma que nuestros connacionales en su país sólo se dedican a robar y a violar.

Es conocido el racismo de Trump, pero como dijo Osorio, sus expresiones “denotan más afán de ser nota que expresar un proyecto”.

Y la nota es que después de sus expresiones antiinmigrantes subió al segundo lugar de las preferencias electorales de los miembros de su partido, de acuerdo con una encuesta realizada hace un par de semanas por Fox News.

Sin embargo Trump se encuentra a años luz de las simpatías por Jeb Bush entre los republicanos, quien está casado con una mexicana y tienen hijos méxico-americanos.

Más allá de las casi nulas posibilidades presidenciales de Trump, está lo verdaderamente importante: la unidad generada en México por el ataque verbal a los connacionales que viven en Estados Unidos.

Carlos Slim no se tocó el bolsillo para reaccionar, en una actitud que mucho lo enaltece, y romper relaciones comerciales con las empresas de Trump.

El vocero de Carlos Slim, su yerno Arturo Elías, expuso que “trabajar con alguien tan cerrado no nos parece que vaya a funcionar”, al tiempo que canceló un proyecto de un canal de televisión propiedad del grupo con una de las empresas de Trump.

Televisa anunció, después de las expresiones antimexicanas del magnate estadounidense, que no participará “en ningún proyecto de comunicación” con Trump, con lo que se cayó la transmisión del certamen Miss Universo en el país.

Las empresas que rompen relaciones comerciales con Trump y su emporio van a perder dinero, lo que en cualquier compañía duele, por lo que no deja de ser gratificante que la vergüenza esté por encima de las fichas de un balance contable.

El concurso Nuestra Belleza México, encabezado por la exMiss Universo Lupita Jones, anunció que nuestro país no participará en el certamen (dominado por Trump), debido a “los comentarios racistas” del precandidato republicano.

Así es que desde donde menos se esperaba, llegó el estímulo que mostró, en los hechos, que tenemos coincidencias fuertes y lazos vigorosos de unidad nacional.

Twitter: @PabloHiriart

También te puede interesar:
PRI pone un candado a la sucesión
Morena, los fanáticos de siempre
Monedero, un chavista, profesor de democracia