Opinión

La renta de Bejarano

René Bejarano hizo el fin de semana lo que debió haber hecho un año antes: declarar ante el Ministerio Público federal lo que sabía sobre los nexos del presidente municipal de Iguala con la delincuencia organizada.

De acuerdo con versiones de perredistas, Bejarano acudió a la PGR con los sobrevivientes del 'levantón' y posterior asesinato del dirigente de Unidad Popular, Arturo Sánchez Cardona, a manos según testigos, del propio presidente municipal José Luis Abarca.

El dueño de Izquierda Democrática Nacional (IDN), en una declaración de tres bandas, había “denunciado’’ que la información sobre los nexos negros del alcalde con el narco fue entregada al procurador Jesús Murillo Karam y al secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong, en 2013 “pero no hicieron nada’’.

Y no lo hicieron, de acuerdo con Murillo, porque Bejarano fue a contar una versión, pero sin ofrecer mayores elementos.

El propio procurador reconoció que si en lugar de haber acudido ante un notario público para que diera fe de las declaraciones de los testigos, hubiera acudido ante el Ministerio Público, otra cosa habría sido.

¿Por qué Bejarano no acudió ante el Ministerio Público en su momento y lo hace apenas cuando el escándalo le permite reposicionar en poco su imagen y movimiento?

No es que no supiera cuál es el trámite que debió haber seguido la denuncia; incluso si fue por protección personal, debió haberse presentado la denuncia de carácter penal por los canales indicados.

¿Pensaba que no le iban a creer o se guardó el obús para mejores tiempos?

Curiosamente sí llegaron para él pero en perjuicio de su partido y de la corriente de Los Chuchos, sus enemigos que lo han casi borrado de los órganos de dirección partidista.

Si alguien ha obtenido una renta política de la tragedia, sin duda es el profesor.

* * * *
Aunque los ojos están centrados en lo que pasa en Guerrero, como dice un connotado cronista de boxeo, “no pierda usted de vista’’ al Estado de México.

Nueve asesinados en la noche del domingo pasado en Ecatepec, en sucesos distintos, lo cual no resta importancia al hecho de que el oriente del estado está convertido en territorio apache.

Y para acabarla de amolar, el diputado perredista Octavio Martínez Vargas denunció que durante los dragados de afluentes de los ríos de aguas negras en Ecatepec, han aparecido un número no determinado de cadáveres de mujeres.

El Estado de México, recuérdelo, es el que mayor tasa de feminicidios registra.

Ayer mismo el secretario de Gobierno del estado, José Manzur Quiroga, respondió que de acuerdo con la Procuraduría General de Justicia estatal, durante las labores de limpieza de canales, han localizado restos óseos cuyos orígenes “serán determinados de manera científica, pues no se puede precisar si son de origen animal o humano, y que aún es más complejo precisar si se trata de un solo cuerpo e incluso su género’’.

El funcionario llamó al diputado perredista a actuar con responsabilidad y no tergiversar información. A ver.

* * * *
El presidente de Grupo Salinas, Ricardo Salinas Pliego, entregó la noche de ayer los premios del Noveno Concurso Caminos de la Libertad.

Por noveno año consecutivo, Grupo Salinas promueve la reflexión en torno a la libertad como derecho fundamental del ser humano, convocando a autores de todo el mundo.

“Para lograr esa prosperidad en México -dijo Salinas Pliego- es fundamental tomar medidas que preserven nuestras libertades económicas: competencia, Estado de derecho y sociedad civil’’. De acuerdo.

Twitter: @adriantrejo