Opinión

La regulación para las Fintech, tema en el Congreso

 
1
 

 

Bitcoin

En la lista de temas prioritarios para el periodo de sesiones, que recién inició en el Congreso, la fracción parlamentaria del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Senado tiene más que claro y definido el apoyo que dará a la nueva Ley de Tecnología Financiera, conocida más bien como Ley Fintech, regulación que anotó en su lista de temas que tratará en esta fase legislativa que arrancó el 1 de septiembre.

En esta propuesta de ley —donde el Banco de México logró imponer su criterio, al decirle a la Secretaría de Hacienda que 'la cola no mueve al perro' y eliminó de ella lo referente al bitcoin, la criptomoneda, que ya no será regulada por el Banco Central, como se proponía originalmente— ahora sólo quedará en una mención, pero ya no en una regulación como tal, ni mucho menos en ser reconocida.

Lo que más ha llamado la atención es el interés de tener una regulación sobre las Fintech, ya que empresas de tecnología financiera lograron lo que otros sectores, hasta ahora regulados, no han podido: el tener la atención total de un secretario de Hacienda (en su momento Luis Videgaray), quien los recibió, escuchó y abrió las puertas para discutir las necesidades de esta industria en auge, y que originó en gran medida esta ley y cambios que pronto serán presentados.

Sus promotores consideran que este nuevo marco legal no busca proteger a las empresas en caso de que quiebren o hagan fraude, sino proteger el patrimonio de las personas. Sin duda tarea muy complicada de cumplir, ya que solamente hay que ver la infinidad de empresas que, haciéndose pasar por instituciones financieras, realizan fraudes sin que a la fecha ninguna autoridad les haga nada.

El objetivo es que las Fintech estén reguladas para que las autoridades conozcan cuántas y quiénes son y, sobre todo, informen detalladamente a las personas sobre los riesgos de operar con ellas. Lo más claro que tendrá esta nueva ley es que las distintas plataformas que ahora serán reguladas informen de manera precisa lo que hacen y cómo lo hacen. Desde luego ya muchas de ellas lo realizan, pero ahora será bajo la supervisión de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y demás autoridades financieras.

Lo interesante será ver cómo operará la defensa del usuario, cuando todo es vía celular y online; qué tendrán que presentar los usuarios para que, dado caso, establecer una queja o pedir una aclaración, por ejemplo, de robo de identidad.

Aunque así como sucede con la nueva regulación de robo de identidad, que será tema de otra columna, en ambos casos los nuevos marcos legales ya se definen. Pero de aquí a que entren en operación, quizá ya estemos en otra nueva ola tecnológica. La rapidez de su puesta en marcha sin duda será clave para el sector de Fintech y, sobre todo, el financiero, que ya pasó de verlas como un enemigo, a un amigo a quien cuidar para unirse en el futuro.

Y en el otro lado de la moneda, aun cuando se realizó en México la segunda ronda de negociaciones del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN), los temas financieros no salieron a relucir, pero tampoco esperan algunas propuestas que vayan a afectarles en sus operaciones. Por el contrario, esperan salir librados de este tema. Prevén que la tercera reunión sea la vencida. Por lo pronto, la moneda está en el aire. 

Twitter: @JLeyvaReus

También te puede interesar:
Los convenientes 'errores' de los bancos
¿Por qué el Departamento del Tesoro ‘goleó’ a Rafa Márquez?
Fintech, ¿el nuevo brazo de la banca?