Opinión

La receta que ‘sana’ a Genomma Lab

 
1
 

 

De Jefes.

Tras un 2015 para el olvido, Genomma Lab empezó a ver la luz al final del túnel en el primer trimestre del presente año al volver a crecer en ventas, flujo operativo (EBITDA) y expandir sus márgenes de ganancia.

¿La receta? Un fuerte recorte en gastos (incluido el personal), costos más eficientes de mercadotecnia, mejora del manejo de inventario, una política más estricta en la cobranza y la mejora en la estructura de capital que le trajo la venta de Marzam. Expertos del sector consumo de Santander están tan animados con los progresos del grupo que esperan que genere más de dos mil 360 millones de pesos de EBITDA al cierre de 2016 después de que el año pasado tuvo una pérdida de 857 millones en esta partida. Las mejoras de la dueña de marcas como Asepxia y Cicatricure se reflejan en una ganancia de 37.5 por ciento en sus títulos en lo que va del año. Para el cierre de 2016 los de Santander ven el precio de la acción de Genomma Lab, que dirige Máximo Juda, en 21 pesos, 11 por ciento arriba de su nivel actual. ¿Le entra?

¿2016 DIFÍCIL PARA LA COMER?
Aquí le hemos contado de los agresivos planes de La Comer para duplicar su tamaño en número de tiendas al 2022 y cómo lidera los márgenes del sector por la mezcla de formatos que maneja, incluidos Fresko y City Market. Sin embargo, el equipo de la firma que preside Guillermo González Nova ha dejado en claro que 2016 será un año de transición y difícil tras haberse escindido de Controladora Comercial Mexicana. ¿Por qué? En el corto plazo incurrirá en elevados costos de logística y mermas ante su nueva estructura, lo que impactará los márgenes de ganancia. A esto súmele que ya no cuenta con "Julio Regalad", campaña cuyos derechos quedaron en manos de Soriana y los gastos que hará para remodelar tiendas. De lo positivo, el management de La Comer ha señalado que sus ventas a tiendas comparables han tenido un desempeño positivo en el segundo trimestre de 2016 y superior al avance de 3.3 por ciento del primer cuarto. Sin embargo, los expertos auguran un avance de 3.0 por ciento en este indicador para todo el año, lo que sin dudas desluce frente a lo que observa el sector. Sin embargo, González Nova y su equipo prometen un 2017 de más altura. Sígale el vuelo del pelícano.

VENDEDORES TENÍAN LA RAZÓN
En adelante, cuando vaya a comprar un auto nuevo y le pidan un comprobante de domicilio, éste podrá o no estar a su nombre. Le decimos esto porque la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), que lidera Guillermo Prieto Treviño, metió una queja ante la Unidad de Inteligencia Financiera, dependiente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), de que no podían completar la venta de autos porque la autoridad (la SHCP) exigía que el comprobante de domicilio (llámese recibo de luz, teléfono o agua) debía de estar a nombre del comprador. Uno de las cosas que alegaba la AMDA es que ni siquiera la Ley Antilavado exigía tal requisito, que en muchos casos atoraba sus ventas. Al final, la autoridad resolvió a favor de los vendedores de autos. La razón les asistía, pues.

También te puede interesar:
Misterio marca Javer
La remesa que más aplaude
La hora de las zonas