Opinión

La “radicalización civilizada’’

Una idea de lo fracturada que está la izquierda mexicana es la negativa del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y su líder, Andrés Manuel López Obrador, a participar en un movimiento unificado con el PRD en las protestas por la reforma energética.

Hace unas semanas, el coordinador de los senadores del PRD, Miguel Barbosa, anunció la conformación de un frente amplio de la izquierda y diversas organizaciones sociales para protestar por la reforma energética e impulsar una consulta ciudadana para revertirla.

Para ello se constituyó una comisión que sería la encargada las invitaciones y de la agenda.

La dichosa comisión ha servido para poco y nada; y López Obrador de plano bateó al PRD porque, según dijo Martí Batres, “nosotros tenemos nuestros propios movimientos e instrumentos de lucha’’.

Y es que ante un PRD domesticado, la apuesta de Morena y el tabasqueño es a la “radicalización civilizada’’, es decir, a movimiento de presión social más allá de los mítines y los discursos, pero sin la gravedad de los bloqueos interminables y la toma de calles que tanto costaron en las elecciones intermedias del 2009 al PRD y al propio López Obrador.

El bloqueo a Reforma y al primer cuadro de la ciudad, les costó nada más pasar de la segunda a la tercera fuerza política en el Congreso. Y ahí sigue.

Ahora sí que López Obrador le aplicó a Zambrano y compañía el dicho aquel de Fidel Velázquez: “somos compañeros del camino, no del itacate’’.

****

Inició ayer en Mérida la reunión plenaria de los senadores del PRI, con un auténtico desfile de personalidades entre ellos el secretario de Hacienda, Luis Videgaray y su estado mayor.

Los senadores tricolores anuncian que llegar al inicio del periodo ordinario de sesiones como navajas de rasurar, dispuestos a sacar TODOS los dictámenes que cristalicen las reformas constitucionales aprobada el año pasado. Y sí, porque el gobierno tiene prisa. A lo lejos se divisa el 2015.

****

Mientras que los secretarios de Hacienda y de Comunicaciones, Luis Videgaray y Gerardo Ruiz Esparza anticipan la construcción del tren transpeninsular de Quinta Roo a Yucatán, dos exgobernadores yucatecos, Patricio Patrón Laviada del PAN y Dulce María Sauri Riancho, del PRI, se lanzaron duro y a la cabeza en contra del proyecto.

Ambos exgobernadores aseguran que no existen estudios de impacto ambiental ni del costo-beneficio del proyecto, que supuestamente se dará a conocer en la primera mitad del año.

Sauri dijo que no existen proyecciones sobre el número de pasajeros ni sobre el costo del boleto, además de la ausencia del muy importante estudio de impacto ambiental.

De lo que se trata, dijeron, es de que no se perjudique el medio ambiente en pos de un beneficio económico del cual ni siquiera existen proyecciones.

****

Entre los muchos asuntos que deberán tratar los senadores a partir de mañana sábado, sume la selección del Consejero de la Judicatura Federal que falta nombrar.

La vacante está desde el primero de diciembre del 2012; el Consejo de la Judicatura se conforma con 7 integrantes, entre ellos el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Aún y cuando fuentes del Senado, involucradas en el proceso de designación pendiente, señalan que de los 35 candidatos que fueron propuestos, únicamente cinco de ellos se mantienen en la pelea -entre ellos Jorge Mier, Graciela Buchanan y Juan Luis González Alcántara-, lo cierto es que desde que se desahogó -en noviembre de 2012- el procedimiento acordado por los distintos grupos parlamentarios, lo anterior no ha sido formalizado, impidiendo con ello que el Pleno del Senado esté en condiciones de votar entre dichos finalistas.

¿Qué prioridad en la agenda del Senado deberá tener este nombramiento? Por sus características, mucha.