Opinión

La puntualidad es clave para la productividad

 
Envíale tu pregunta a Richard Branson
1
 

 

La puntualidad es clave para la productividad.

Para los emprendedores la productividad es una piedra angular para el éxito. Si no puedes lograr que se hagan las cosas de manera rápida y eficiente, tu ambición no significará mucho. Y lograr tus metas es lo que diferencia a los generadores del cambio de los soñadores.

Sé esto demasiado bien, tras pasar décadas dirigiendo muchas empresas. No siempre ha sido fácil, pero he encontrado que la puntualidad es una de las formas más sencillas de mejorar la productividad.

La mejor manera de exprimir lo más posible un día es comenzar por el principio: llega a tiempo a dondequiera que vayas. Yo he hecho de estar a tiempo una prioridad a lo largo de mi vida, tanto que me conocen por hacer lo que haga falta para vencer al reloj, incluido saltar (de manera segura) de los autos mientras están atorados en el tráfico y optar por tomar el tren subterráneo o incluso ¡correr a mi siguiente cita!

Al ser tan rigorista con la puntualidad, he adoptado algunas técnicas que me ayudan a dar prioridad a estar a tiempo

Me disgusta llegar tarde. No sólo echa por la borda mis planes, también es increíblemente irrespetuoso. No importa si eres una celebridad o un carpintero, un político o un pintor, una modelo o un músico; todos tenemos sólo 24 horas en el día y el tiempo de nadie es más importante que el de los demás.

Al ser tan rigorista con la puntualidad, he adoptado algunas técnicas que me ayudan a dar prioridad a estar a tiempo.

Después de más de medio siglo en los negocios, he aprendido que si me levanto temprano puedo lograr muchas más cosas en el día y, por tanto, en la vida. Rutinariamente intento levantarme alrededor de las cinco de la mañana.

Hago algo de ejercicio, paso tiempo con mi familia y me pongo al tanto de las noticias. Esto me mentaliza de manera grandiosa antes de empezar a trabajar. Además, empezar temprano significa que tengo tiempo para analizar mis tareas y organizar eficientemente mi día.

Cuando voy al grano en los negocios, me gusta mantener las cosas simples. No soy fanático de las presentaciones de PowerPoint o los discursos de negocios prolongados. Si puedo entender un concepto en unas cuantas frases, entonces casi cualquier otra persona podrá entenderlo también.

Para ayudar a mantener simples las cosas, me he acostumbrado a realizar muchas de mis reuniones de pie. Tener una reunión de pie es una forma mucho más rápida de tomar una decisión o cerrar un acuerdo. Cuando se da la oportunidad, me gusta llevar las cosas un paso más allá, literalmente, con una reunión caminando, a menudo hacia mi siguiente cita. Y si no puedo caminar hacia mi siguiente cita, entonces me inclino a celebrar reuniones mientras estoy en tránsito.

(¿Creerías si te digo que entrevisté al director ejecutivo de Virgin Group, Josh Bayliss, para su primer puesto con nosotros en el asiento trasero de un auto mientras esperábamos en un embotellamiento de tráfico? Así fue.)

Pero la puntualidad no requiere que te apresures constantemente o siempre trabajes dentro de un horario rígido. También puede manejarse a través de la delegación y la comunicación eficaz. Si no puedes llegar a una cita, es mejor decirlo y disculparte en vez de decepcionar a alguien y hacerle perder su tiempo. Mejor aún, envía a alguien en tu lugar y pídele que te pase un reporte.

Si te diriges a una reunión, un vuelo o una cena, es importante asegurarte de que estarás ahí cuando hayas dicho que estarás ahí. Por supuesto, este es un consejo anticuado, pero me ha servido bien. Todo lo que tienes en los negocios es tu reputación, así que es muy importante que cumplas tu palabra.

Además, lo mejor de ser puntual es que te ayuda a lograr un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida personal. Es más fácil administrar eficientemente tu día si tu agenda no incluye tiempo extra. Una vez que te retrasas, es difícil ponerte al corriente, y el área de tu vida que sufrirá más es tu tiempo personal.

Mi puntualidad ha sido clave para mi productividad como líder de negocios.

También me ha permitido encontrar tiempo para hacer las cosas que más me gustan, como hacer ejercicio (kitesurfing, tenis o ciclismo) y pasar tiempo con mi familia. Lograr el equilibrio entre el trabajo y la vida personal puede ser como caminar sobre la cuerda floja: si te inclinas demasiado hacia un lado, te caerás. Estar a tiempo es un punto de inicio grandioso para mantener tu equilibrio.

Así que haz de la puntualidad una prioridad. Prometo que si lo haces, tu productividad, reputación y vida personal se beneficiarán.

¿POR QUÉ DEBERÍAS ESTAR SIEMPRE A TIEMPO?
• Al estar a tiempo para una reunión, demuestras que tu tiempo no es más valioso que el de alguien más.

No llegar tarde conserva tu reputación, un activo muy importante para un emprendedor.

Ser puntual te hace más productivo y te ayuda a mantener un equilibrio sano entre trabajo y vida personal.

Twitter: @richardbranson

También te puede interesar:
Joven emprendedor, ¡supera barreras!
¿Sueñas con un negocio? No te cohíbas
Seleccionando el lugar perfecto para tu negocio