Opinión

La princesa del gas regresaría al gobierno

Viktor Yanukovich se derrumbó a horas de pactar un acuerdo que encausaría a Ucrania hacia una transición gradual –hoy se teme la anarquía en sus calles– y Yulia Tymoshenko, la exprimera ministra protagonista de la “revolución naranja” de 2004 contra el mismo expresidente, se perfila para ganar el Ejecutivo en las elecciones del 25 de mayo, con el visto bueno de Washington, Bruselas y Moscú.

El nombre de Tymoshenko empezó a circular ayer para la jefatura interina del gobierno, aunque pidió no ser nominada para enfocarse en la candidatura a la presidencia, tras recibir felicitaciones por su liberación el sábado de Angela Merkel, canciller federal alemana, y de senadores norteamericanos, mientras que Leonid Slutsky, legislador ruso, afirmó que nombrarla premier “sería útil para estabilizar” las tensiones.

Precios

Llamada La princesa del gas por enriquecerse con una empresa del sector –además de ser encarcelada porque habría aceptado pagar precios más altos a Rusia que los del mercado por el energético, vital para la economía ucraniana–, Tymoshenko apareció en silla de ruedas ante 50 mil seguidores al salir de prisión, pero no deja de levantar polémicas, al grado en que aparecieron carteles en los que se le compara con Yanukovich, acompañados por la leyenda “la gente no murió para esto”, reportó AP.

Ucrania está en un momento crucial de su existencia, que puede rebasar las ambiciones de Tymoshenko. Por lo pronto, Der Spiegel destacó que “la geopolítica cobró preponderancia y la pregunta es qué centros de poder en Europa y en Eurasia serán dominantes en el futuro”.