Opinión

La polémica de Casasús

09 agosto 2013 5:2

 
 
En la recta final de la designación de los integrantes del nuevo regulador de las telecomunicaciones surgen las inconformidades.
 
 
Ya le he comentado que no ha sido fácil el tránsito en el Congreso de los proyectos de leyes secundarias para normas al sector de telecomunicaciones lo que ha puesto en alerta a los concesionarios que buscan ganar mercado a Telmex.
 
 
Pues bien, en ese contexto le comento que de plano se han calentado los ánimos en torno al polémico proceso de selección de quienes serán los comisionados del nuevo Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).
 
 
Y no es sólo por lo abigarrado del mecanismo de selección, sino por las inconsistencias que comienzan a mostrarse.
 
 
El caso es que balde de agua helada cayó en el sector la exclusión de Carlos Casasús López Hermosa, uno de los expertos más respetados y reconocidos en la materia quien, sin explicación de por medio, fue eliminado de un proceso que no ha mostrado entre sus virtudes -si es que tiene alguna- la transparencia.
 
 
La duda entre los operadores es si las decisiones fuera de toda lógica seguirán imponiéndose.
 
 
Por lo pronto muchos se preguntan sobre la objetividad de criterios que asumirá el comité de selección, y un ejemplo de ello es la experiencia con la que cuentan cada uno de los inscritos.
 
 
El actual Comisionado de Cofetel, Gonzalo Martínez Pous, por ejemplo, tiene una ventaja de cuando menos 15 años frente a otros aspirantes como su compañero Mony de Swaan Adatti, quien -más allá de su muy cuestionada actuación- apenas acredita una breve trayectoria iniciada en 2010 cuando fue impuesto en ese puesto por su antiguo jefe, Juan Molinar Horcasitas cuando se desempeñaba como mandamás en la secretaría de Comunicaciones y Transportes, y hoy es animoso promotor del Pacto por México.
 
Y vaya que la experiencia cuenta.
 
Conozco a Casasús desde hace tiempo y podrá coincidir que se treta de una persona íntegra y con gran conocimiento del sector.
 
 
Pero parece que las improvisaciones son lo de hoy, y si no basta ver lo que ocurrió hace unas semanas en Baja California con el fallido apagón analógico organizado por De Swaan quien, dicho sea de paso, todavía tiene a algunos ciudadanos de Mexicali buscando la manera de ver la televisión. Imagine a tan improvisados funcionarios al frente de la implementación de la reforma.
 
 
Casasús puede ser juzgado por una trayectoria que inició desde 1995 en la Secretaría de Comunicaciones que pasa por la creación de la primera Cofetel y que lo sostiene como un abogado especializado en Telecomunicaciones, y por supuesto con amplias credenciales en el servicio público.
 
 
No falta mucho para saber cómo estará integrado el IFT y pronto veremos cuáles son los resortes que verdaderamente mueven a los seleccionadores, y con qué argumentos presentan las ternas donde como sabe la última palabra la tendrá el Senado de la República.
 
La ruta del dinero
 
 
Nada que Grupo Aeroméxico que preside Eduardo Tricio sigue mejorando sus resultados, y tan sólo en julio pasado transportó a 1 millón 475,000 pasajeros que representa la mayor cantidad de clientes alguna vez movilizados en un solo mes por la aerolínea del caballero águila. De igual manera esa cifra constituye un crecimiento de 3.2% con respecto al mismo mes del año pasado.  Y bueno, en términos agregados en los primeros 7 meses del año esa aerolínea ha transportado a más de 8.5 millones de pasajeros. Tal será la coyuntura en la que Aeroméxico espera la llegada de su primer Boeing 787 Dreamliner con lo que se convertirá en la segunda aerolínea en Latinoamérica, y una de las primeras en el mundo, en operar el más moderno avión de la firma Boeing…Dicen que los bienes son para remediar los males y ahora se menciona que Homex estaría negociando con Carlos Slim Helú la venta de Loreto Bay.