Opinión

La perinola

En tiempos de elecciones, los integrantes de la clase política de todos los colores tienen definida su afición por una cara de la perinola, la de “toma todo”.

Es el caso de Damián Zepeda, presidente de la Comisión de Hacienda en la Cámara de Diputados, quien el fin de semana se dio una vuelta por Sonora donde recibió el abierto espaldarazo de su gobernador, el panista Guillermo Padrés, en sus aspiraciones a convertirse en candidato a la alcaldía de Hermosillo.

Zepeda sabe que antes tiene que terminar con su encomienda al frente de la Comisión encargada de dictaminar el Presupuesto federal de 2015, y luego ya se subirá a la nube de los suspirantes. Y eso ocurrirá en esta misma semana.

Ni para la quincena

Dicen las consejas populares que lo hondo generalmente es profundo, y esto se aplica a la atribulada realidad de Guerrero, que cuando no sale de una ya se metió en otra. El rector de la UAG ayer se quejó amargamente de que el gobernador con licencia, Ángel Aguirre Rivero, dejó el cargo pero se olvidó de cubrir el subsidio a la casa de estudios.

La Universidad Autónoma de Guerrero no tiene para pagar la próxima quincena, declaró muy preocupado Javier Saldaña Almazán.

A ver ahora qué hace el gobernador interino, que era precisamente el segundo de a bordo de esa institución.

Una campechana

En Campeche los perredistas andan en la sintonía de don Facundo. Dicen que están dispuestos a establecer alianzas con el PRI o el PAN, dependiendo de quiénes sean los abanderados.

Dicen que si nombran a Renato Sales, bien visto por los perredistas campechanos, pues le entran y si no, pues no ven mal al panista Abraham Bagdadi. Como sea, el caso recuerda aquella tonada de “no soy de aquí ni soy de allá”. Lo que no sabemos es si quieren seguir con la canción y aceptan que no tienen hogar ni porvenir.