Opinión

La oposición se destroza

1
  

   

Lucero Sánchez

La falta de disciplina y de callo político ha llevado a los principales partidos de oposición a resolver en los medios sus problemas internos, sin importarles que eso signifique darse un balazo en el pie. Mientras el PRI soportó, sin decir una palabra, el escándalo en España de uno de sus exgobernadores.

Lucero Guadalupe Sánchez, la diputada local de Sinaloa que se reunió en varias ocasiones con Joaquín Guzmán Loera, se convirtió en el centro de los debates entre los panistas de alto rango, hacia la sucesión presidencial de 2018.

La precandidata Margarita Zavala exigió una disculpa pública a la dirigencia de su partido. Y de ahí se enfrascaron en culparse unos a otros. Se subieron al ring, el presidente del PAN, Ricardo Anaya y el senador Javier Lozano, entre otros.

En el PRD la lucha mediática se da en Morelos, donde el gobernador Graco Ramírez va con todo contra el senador de su mismo partido Fidel Demédicis y anunció que la Fiscalía del Estado lo investiga por el asesinato de la alcaldesa de Temixco Gisela Mota.

Y mientras la oposición se destroza, el PRI vivió la detención en España de uno de sus exgobernadores, Humberto Moreira sin mayores escándalos en nuestro país.

Incluso algunos legisladores del PAN y PRD se dijeron sorprendidos cuando a Moreira se le vinculó con Los Zetas.

La oposición no aprovechó para recordar un episodio de terror que se vivió en Coahuila, a los pocos meses de que Humberto Moreira dejara la gubernatura, cuando en el poblado de Allende, Los Zetas secuestraron y asesinaron a cientos de personas, además de que incendiaron sus viviendas y negocios.

Tampoco recordaron que fue en ese sexenio cuando se dispararon los índices de delincuencia, y valga como ejemplo, el secuestro, de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en el sexenio de Enrique Martínez, sólo se denunciaron 3 raptos, mientras que en el de Humberto Moreira fueron 139.

En homicidios dolosos, el año anterior al sexenio de Moreira se reportaron 103 asesinatos y en el último año de su gobierno esta cifra se incrementó a 860.

En 2004, el año anterior a que tomara el poder, se presentaron 28 mil 832 denuncias por delitos del fuero común en la entidad, y en su último año de gobierno esta cifra ascendió a 48 mil 852 denuncias.
Y así podemos seguir con las terribles cifras y la historia de una oposición que a menos de tres años de la elección presidencial, se encuentra enfrascada en los conflictos internos y olvida que la lucha por el poder es contra las demás fuerzas políticas, no con sus correligionarios.

No le temen a Carlos Joaquín
Esta semana el PRI define a su candidato a gobernador por Hidalgo, hasta ahora siguen en la terna David Penchyna, Nuvia Mayorga y Omar Fayad. Todos ellos, han mantenido casi un voto de silencio, mientras la definición de la candidatura está en Bucareli.

Y quedará pendiente el candidato a gobernador del PRI por Quintana Roo, respecto a esta definición, los priistas dejan claro que se ha retrasado por los propios tiempos del órgano electoral estatal, y nunca por las amenazas de Carlos Joaquín González, exsubsecretario federal de Turismo, de salirse del PRI.

En este estado la decisión podría prolongarse hasta finales de la próxima semana, lo que mantendrá en tensión a los dos principales aspirantes, el presidente municipal de Solidaridad, Mauricio Góngora, y al diputado federal José Luis Toledo.

Twitter: @ginamorettc

También te puede interesar:
Becas dependen del precio del petróleo
Indignación por los foros
Están todos los que pueden