Opinión

La nueva chamba de Carstens, Sojo y Schmelkes


 
 
Por si no tuvieran suficiente trabajo, el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens; el presidente del INEGI, Eduardo Sojo, y la presidenta del Instituto Nacional de Evaluación Educativa, Sylvia Schmelkes,se van a convertir en reclutadores de lujo.
 
La reforma constitucional en materia de telecomunicaciones integró con estos 3 personajes un Comité de Evaluación que va a recibir la documentación de todos los que se quieran convertir en comisionados del Instituto Federal de las Telecomunicaciones (IFT) y de la nueva Comisión Federal de Competencia Económica. Y luego esté Comité deberá seleccionar a un grupo de prospectos.
Estas 2 instituciones van a reunir un gran poder y a contar con autonomía constitucional, y van a ser conducidas por un grupo de 7 personas cada una de ellas. Por lo que significa, no dude usted que habrá una larga lista de aspirantes a las 14 vacantes que van a llenarse.
¿Califica usted para convertirse en este grupo de superpoderosos? Le recuerdo que para mandar su solicitud al Comité de Evaluación deberá ser mexicano mayor de 35 años y desde luego tener los conocimientos técnicos y la experiencia en las áreas requeridas.
Pero además tome en cuenta que debe descartarse si en los 12 meses previos usted fue secretario de Estado; titular de PGR; senador o diputado, aún local. Tampoco puede concursar si fue gobernador o Jefe de Gobierno.
Pero no crea que salvando los anteriores requisitos ya calificó. Si quiere ser parte de la Comisión de Competencia, va a ser excluido si trabajaba en algún puesto directivo de empresas que hayan sido sancionadas por temas de competencia.
Si lo que quiere es entrarle al IFT, entonces descártese si trabajo en Televisa, Telmex, Movistar, Azteca o cualquier otra de las telecomunicaciones o la radiodifusión en los últimos 3 años.
 
Ya librado este obstáculo, si usted es de los que lograron los años de experiencia requeridos pero hace más de 3  años, pues póngase a estudiar.
 
El Comité va a verificar que lo que dice sea cierto y luego le va a poner un examen. Así como lo oye, como si fuera a ingresar a la universidad.
Y más vale que lo apruebe con una calificación alta porque de eso dependerá que Carstens, Sojo y Schmelckes lo pongan en una lista de 3 a 5 personas por cada vacante.
 
Quedó de hecho establecido el artículo sexto transitorio del decreto que hoy se publica en el Diario Oficial que sesenta días después de que entre en vigor la reforma, el Comité de Evaluación entregue al Ejecutivo sus propuestas.
 
Si la fecha de la entrada en vigor es mañana 12 de junio, entonces el límite para tener las ternas (que pueden ser hasta de 5) será el 11 de agosto.
Por esa razón es muy posible que el Comité de Evaluación haga su convocatoria este mismo mes.
Si quiere esta chamba, que va a ser por 9 años, póngase rápido a estudiar porque quizás en 1 mes o poco más tendría que estar acreditando su examen.
Sé que ninguno de los integrantes del Comité de Evaluación recibió con entusiasmo su particular encomienda de convertirse en reclutadores.
Pero, sin duda van a tener un rol fundamental si claramente establecen las propuestas sobre la base de los méritos de los aspirantes y no en función de los equilibrios que han acompañado la integración de los órganos autónomos.
Hasta ahora, se han buscado balances partidistas para que las principales fuerzas se sientan representadas.
Lo relevante es que si, ni modo, si ninguno de los que están mejor calificados son cercanos a los tricolores o los blanquiazules o a los amarillos, ello no sea obstáculo para que sean los que al final de cuentas queden en las ternas.
El tema es interesante. Ojalá que nos funcione bien.
Twitter: @E_Q_