Opinión

La muerte de un periódico


 
Hace aproximadamente cuatro semanas uno de los periódicos más emblemáticos de una importante ciudad de Estados Unidos, Oregon, anunció públicamente una especie de muerte paulatina de su producto impreso, The Oregonian, para dar paso a una estrategia de énfasis en los contenidos digitales. La muerte paulatina implica, en un primer momento, que el diario sólo será repartido tres veces por semana a los suscriptores. Se seguirá imprimiendo, sí, pero para conseguirlo un martes, por ejemplo, habrá que acudir a un kiosco.
 
 
The Oregonian acentuó y dijo que sus esfuerzos para privilegiar los contenidos digitales respondían a la forma en la que los lectores consumen información.
 
 
Hace años que escuchamos que los periódicos morirán. También escuchamos eso de las revistas. Por todos lados se leía o escuchaba que libros y revistas desaparecerían. Cierto, la evidencia da señales al respecto.
 
 
No obstante, no todas las señales son en el mismo sentido, ni anuncian exactamente el mismo derrotero para todos los jugadores de la industria.
 
 
En el Reino Unido, por ejemplo, hay diarios que vaya que lo están pasando mal. Los periódicos The Guardian y Observer, por ejemplo, recién reportaron una cuantiosa pérdida operativa de 31 millones de libras en su más reciente año contable. Un año atrás habían perdido 44 millones de libras.
 
 
Es evidente que la proliferación de las tabletas y los teléfonos inteligentes, cuando están conectados a una red de banda ancha lo suficientemente robusta, ejercen un efecto sustitución instantáneo para una proporción importante de los consumidores. No obstante, vaticinar la muerte definitiva de los diarios impresos, aun en 2013, todavía parece ser algo sumamente aventurado, mientras la totalidad de los lectores no logre migrar a la cultura digital con comodidad.
 
 
Pero los signos están ahí, y cada día se acumulan más. En Australia, por ejemplo, el diario The Sidney Morning Herald, y su empresa controladora, Fairfax Media, están embarcados en una acelerada transformación. Su CEO dijo en mayo que todos sus periódicos serán digitales o 'predominantemente digitales' en las 'áreas metropolitanas' en las que generan diarios impresos.
 
 
Y así, poco a poco, nos estamos transformando todos.
 
 
 
Twitter: @SOYCarlosMota