Opinión

La ‘mano invisible’ de... robots

 
1
 

 

peso dólar

El uso de tecnologías avanzadas, como 'robots cibernéticos', es uno de los factores que explican la marcada depreciación que sufrió el peso frente al dólar en las primeras semanas del año, según el reciente informe trimestral del Banco de México (Banxico).

Lo que está detrás de la depreciación del tipo de cambio, que lo llevó a un nivel máximo de 19.45 pesos por dólar el 11 de febrero en operaciones al mayoreo, no sólo es la volatilidad en los mercados financieros internacionales.

De acuerdo con el gobernador del Banxico, Agustín Carstens, en el comportamiento del tipo de cambio incidieron “factores desestabilizadores externos, como la debilidad de la economía de China, la divergencia en las economías de los países avanzados, el reajuste de portafolios y sobre todo la caída del precio del petróleo”.

Pero el peso “también se vio afectado por muchas operaciones que se hicieron a través de algoritmos, operaciones que se hacen de manera electrónica; prácticamente con ‘robots cibernéticos’ que en su momento afectaron esta dinámica y que llevaron a que hubiera un aumento importante de la volatilidad en la cotización de la moneda nacional”.

Carstens reconoció que las subastas diarias de dólares se volvieron predecibles, por lo que algunos participantes en el mercado cambiario tomaban ventaja de este mecanismo, que fue suspendido a partir del 17 de febrero.

El Banxico lo explica así en su informe trimestral de inflación: “En las semanas previas a las decisiones tomadas el 17 de febrero se hizo evidente que la participación de algunos agentes en el mercado cambiario se llevaba a cabo mediante el uso de modelos de operación automatizada de alta frecuencia que explotaban la naturaleza del mencionado mecanismo de subastas entonces vigente.

“En particular, las estrategias adoptadas con dichos modelos aprovechaban la volatilidad del tipo de cambio para obtener ganancias, lo que a su vez afectaba su nivel y retroalimentaba su volatilidad”.

Para evitar la predictibilidad en el mecanismo de venta de dólares, la Comisión de Cambios decidió suspender las subastas diarias, pero dejó abierta la posibilidad de intervenir discrecionalmente en el mercado cambiario en casos excepcionales, como lo hizo el 17 de febrero con dos mil millones de dólares.

“Tenemos evidencia de que esa intervención (vía subastas), al ser predecible, estaba invitando a acciones de naturaleza especulativa que profundizaban la volatilidad del tipo de cambio”, dijo Carstens.

Hace un año, este reportero le preguntó a Carstens, en el marco de la pasada Convención Bancaria, si la Comisión de Cambios, que preside el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, no descartaba una intervención discrecional fuera del mecanismo de subastas de dólares.

Su respuesta fue “sólo en caso de movimientos sumamente erráticos y especulativos”, que ya se dieron, pero no por la ‘mano invisible’ del mercado, sino de 'robots cibernéticos'.

Twitter: @VictorPiz

También te puede interesar:
A dos años de la preponderancia
El ‘recorte’ al crecimiento
Detrás del ‘grito’ de Carstens