Opinión

La mañana del Sr. López

1
 

Introduzca el texto aquí

Gabriel López

Esta será la mañana de Gabriel López. Acompañado del presidente Enrique Peña Nieto, el director de Ford en México tendrá los reflectores encima para dar los detalles de lo que en exclusiva reportó Reuters el martes: que la empresa estadounidense invertirá 2 mil 500 millones de dólares en el país, para dos plantas: una nueva en Guanajuato que fabricará transmisiones; y una ampliación de la existente en Chihuahua, para motores a diésel.

López se une a la fiesta a la que llegaron hace meses Audi en Puebla; General Motors en el Estado de México y San Luis Potosí; o Mazda en Guanajuato. Una fiesta de la que el país entero está embriagado, con datos de antología como el que arrojó marzo pasado, cuando el crecimiento de las ventas domésticas de autos en el territorio nacional fue de casi 22 por ciento.

Pero entrar a una fiesta cuando más de la mitad de los invitados lleva un par de horas alcoholizado tiene su costo: darles alcance para estar a tono requiere beber más rápido. Algo así le ocurrirá a López, que tendrá que acelerar desarrollo, construcción y puesta en operación de sus plantas automotrices, para que en los siguientes meses o años su nota sea de las primeras en la industria. De alguna suerte lo requiere: Ford está creciendo en México a una tasa de 6.3 por ciento; robusta, sí, pero debajo de lo que crece toda la industria.

Claro que lo que se producirá aquí irá en buena medida al mercado de exportación (México es el hub exportador de moda, mientras Corea o Brasil van a la baja). La empresa tiene la mira puesta en lugares muy específicos. En Europa, por ejemplo, Ford está sobreponiéndose a prácticamente todo mundo: durante el primer trimestre de este año sus ventas se dispararon ahí más de 12.5 por ciento, gracias a los atributos de sus vehículos Fiesta y Focus, que este año se ven más europeos que los autos de VW o FCA. Tan fuerte fue su éxito en Europa que el vicepresidente de esa filial dijo esta semana que la mitad de las ventas trimestrales provinieron de los lanzamientos de autos renovados en diseño durante 2015.

Pero no es lo único. La división Lincoln de Ford también está haciendo lo suyo. Recientemente en el Auto Show de Nueva York el presidente de Lincoln reveló que tiene en mente competirle a Audi y a BMW fuertemente en China con un auto denominado Continental (que parece un Bentley). China es un mercado constantemente apetitoso para autos de lujo. Lincoln en México está dirigida por Fernando Ávila, quien ha declarado que 2015 será el año de su marca en el segmento de lujo, con sus fenomenales modelos MKZ, MKX y MKC. Son autos verdaderamente impresionantes, algo que ya observan las alemanas y las japonesas como Infiniti o Acura.

Twitter: @SOYCarlosMota

También te puede interesar:
Se le fue el celular al escusado
Ya 'chole' con el Fondo Monetario
El experto en electricidad que Peña debe impulsar