Opinión

La magia de City Express


 
 
Solo una vez me he hospedado en un hotel City Express, hace ya varios años, cuando esta novedosa cadena hotelera fue lanzada por Luis Barrios, un experimentado hotelero que tuvo la temprana visión de imaginar el desarrollo de México y las necesidades de miles de viajeros de negocios que requerían una solución de hospedaje rápida y a costo accesible.
Esta semana la cadena hotelera se hará pública; es decir, sus acciones empezarán a cotizar en la bolsa, para que cualquier mexicano pueda adquirir sus títulos y beneficiarse de los dividendos que generará hacia el futuro. La firma tiene más de setenta hoteles y ha experimentado un crecimiento vertiginoso.
La fórmula que profesionalizó Barrios fue inequívoca: hoteles con una oferta consistente; eficientes desde el punto de vista ecológico; de costo ajustado; situados en lugares de flujo constante para la gente de negocios que se hospeda por corta estancia: Aguascalientes, Celaya, Chetumal, Durango, Cuilacán, Coatzacolacos, y decenas de ciudades más que entraron desde hace unos años en una expansión más o menos constante de las clases medias y de oportunidades de negocio.
Una preocupación de la gente del sector financiero es que las colocaciones de nuevas empresas en la Bolsa no se queden concentradas en pocas manos y tengan, por tanto, poca bursatilidad. Aparentemente eso no sería el caso de las emisiones que ocurrirán este año porque se está dispersando adecuadamente la colocación entre muchos inversionistas iniciales.
Barrios, por lo pronto, debe estar contento de haber encontrado una fórmula que ninguna empresa hotelera europea o estadounidense pudo ejecutar con mayor velocidad. Marriott será muy fuerte, sí, pero ni ella ni Starwood o Intercontinental se movieron tan rápido. Pero ahora con Sudamérica en la firme mira de la empresa mexicana, y con la oferta pública en la Bolsa, City Express se convierte en el paradigma más a la mano de las aspiraciones que deben ingresar al imaginario colectivo de las empresas medianas en México.
¿Cuál es la magia de City Express? Simplemente vivir una estrategia aterrizada; bien ejecutada; sin pedanterías. Ojalá otros empresarios (incluso con empresas más grandes) sigan el ejemplo de Luis.
Twitter: @SOYCarlosMota