Opinión

La ley ignorada


 
Los diputados aprobaron la noche del martes la reforma financiera que tiene por objetivo generar condiciones en el sistema financiero para que aumente la oferta de crédito para las micro, pequeñas y medianas empresas.
 
 
Desde luego que la intención es buena, pero en un estado de recesión o de freno económico, dicha ley podría resultar ociosa para su fin primordial.
 
 
Y no es para menos.
 
 
La reforma financiera ha sido hasta hoy la menos promovida de las reformas, muy por debajo de las reformas educativa, energética, hacendaria y hasta de la futura reforma política cuya iniciativa no se concreta aún pero que se espera sea aprobada incluso antes que la fiscal o hacendaria.
 
 
La financiera, sin embargo, es importante porque atiende por igual reclamos de banqueros que de los clientes.
 
 
Una medida fundamental en beneficio de los bancos es que, por ejemplo, contarán con menos reglas para la recuperación de sus garantías.
 
 
Si antes, por ejemplo, un juicio para recuperar una vivienda con hipoteca podría tardarse hasta cinco años, con la reforma se espera que el juicio dure menos de un semestre.
 
 
De parte de los clientes se espera que con la nueva las restricciones de acceso al crédito se reduzcan para hacerlo más fácil de contratar.
 
 
Se espera además que los niveles de captación de ahorro de la banca, con menor restricción, alienten el financiamiento de las actividades privadas y no solo de los gobiernos estatales, como ha ocurrido en los últimos años.
 
 
Socializar la banca con la reducción de las tasas de interés es la idea de esta ley cuyo éxito, sin embargo, está supeditado al entorno económico.
 
 
****
 
La disidencia magisterial logró poner de cabeza el tráfico vehicular en el Distrito Federal.
 
 
Con ello aumentó el grado de desaprobación de los capitalinos a un movimiento que primero se vio con simpatía y ahora francamente con repudio pues como quedó de manifiesto ayer en el intento por bloquear el Periférico, ya no se trata del simple ejercicio de la manifestación sino de procurar hacer el mayor daño posible a los capitalinos.
 
 
Con todo y ello, el gobierno de la ciudad utilizó por vez primera a la policía para evitar que se concretara el bloqueo en esa zona, lo que generó varios enfrentamientos y lesiones a 15 policías, de los que pocos se acuerdan.
 
 
La manifestación, que comenzó a las diez de la mañana y se disolvió a la siete de la noche, concluyó con un acuerdo para que hoy por la tarde se reúnan los líderes de la CNTE con el secretario de Gobernación Miguel Osorio, que tiene hasta mañana viernes para lograr el acuerdo que permita el desalojo de la Plaza de la Constitución.
 
 
¿Podrá hacerlo?
 
 
****
 
 
Con sospecha ven desde el gobierno federal, el hecho de que cañeros lleguen al DF “casualmente’’ a manifestarse por la situación económica por la que atraviesa el sector.
 
 
Aunque no lo dicen, las dudas sobre el patrocinio de dichos grupos se centran en los principales grupos cañeros y refresqueros que se han manifestado abiertamente en contra de la idea de cobrar un impuesto especial por cada litro de refresco.
 
 
La medida ha sido cuestionada por las refresqueras, que ya veían venir el golpe y por ende intensificaron una campaña en televisión para alejar a los malos espíritus de la crítica que las ven como corresponsables del grave problema de obesidad que padece el país.
 
 
Por lo pronto, en San Lázaro inició el cabildeo en contra de la medida.