Opinión

La "justicia" según Marisela


 
La liberación del general Tomás Ángeles Dauahare, sumada a la del extitular de la SIEDO, Noé Ramírez Mandujano, pone en entredicho la forma de hacer "justicia" en el sexenio calderonista, pero sobre todo pone los reflectores sobre la exprocuradora Marisela Morales.
 
Ambos, Dauahare y Ramírez, habían sido señalados por "testigos protegidos" como colaboradores de cárteles del narco, pese a las muchas voces que pusieron en duda la veracidad de esos delincuentes con derechos.
 
Calderón apoyó las decisiones de su procuradora, como hizo en su momento con Genaro García Luna.
 
Pasado el tiempo, la decisión de la PGR de no entregar conclusiones sobre las acusaciones que pesaban contra el general convalidaron la tesis de quienes desde el primer minuto de la detención acusaron un móvil político en contra del general.
 
Faltan algunos casos más, pero parece ser que la justicia, al menos la que le tocó aplicar a Marisela Morales, fue más instrumento político que jurídico.
 
El movimiento muerto
 
¿Alguien sabe dónde se encuentran los llamados líderes obreros, los de la CTM y el Congreso del Trabajo?
 
La pregunta vale porque, en el debate sobre la conveniencia o no de homologar los criterios entre el IMSS y el SAT para el cálculo del salario base del trabajador, la única voz que no se ha escuchado es precisamente la de los supuestos defensores de los trabajadores.
 
Mientras que los organismos cúpula del sector empresarial se han dado a la tarea de cabildear con los coordinadores parlamentarios en San Lázaro, a los dirigentes obreros el tema les pasó de noche.
 
Y es que el líder -es un decir, por supuesto- de la CTM, Joaquín Gamboa Pascoe, es el mismo que preside -es otro decir- el Congreso del Trabajo, lo que explica la momificación de ambos organismos.
 
Gamboa Pascoe sepultó la CTM y más de uno extraña el colmillo y la visión que tenía Fidel Velázquez, cuyos zapatos no pudo llenar Leonardo Rodríguez Alcaine y mucho menos Gamboa.
 
¿A poco será cierto que la detención de Elba Esther Gordillo congeló a todos los dirigentes sindicales a tal punto que no se atreven ni a decir pío?
 
¿Por qué sería?
 
Políticos profesionales
 
En el diferendo surgido entre diputados y senadores por la minuta que reforma la Constitución en materia de disciplina fiscal de estados y municipios, ambas cámaras están haciendo malabares legislativos para no dar la imagen de un pleito cerril.
 
Desde que los diputados "copien" la minuta que recibieron del Senado, la hagan propia y la presenten como Cámara de origen, hasta que la Corte decida quién tiene la razón, fueron algunas de las "soluciones" propuestas en primera instancia.
 
Emilio Gamboa Patrón, coordinador de los senadores del PRI, confió en una solución pronta porque, dijo, los diputados son "profesionales de la política que discutirán y aprobarán el documento". A ver.
 
Cambia o lo cambian
 
¿Le suena el nombre de José Manuel Oropeza Morales? ¿No?
 
No es usted el único, lo mismo le pasa a millones de capitalinos.
 
Oropeza es el presidente del PRD en el DF, al servicio del clan Bejarano-Padierna, quien sin más ni más descalifica y critica a quienes le sugieren una reingeniería del partido, envuelto en chimes, intrigas y pugnas internas.
 
Si Oropeza no cambia -o el PRD no lo cambia-, verá usted cómo en 2015 el partido comenzará su declive en esta ciudad, su principal bastión político.