Opinión

La inversión en turismo y las haciendas de Starwood


 
Para echar las campanas al vuelo en materia turística no basta con el anuncio de inversión por ocho mil 600 millones de dólares hecho por el presidente Enrique Peña hace unos días. También debemos hablar de calidad de la inversión y de sofisticación de la oferta.
 
 
La calidad de la inversión tendría que arrojar que nuestro modelo turístico se distinga globalmente por paradigmático. Eso aún no ocurre. De hecho, con el empequeñecimiento de Grupo Posadas sucedió lo contrario, y seguimos siendo conocidos más por la bonhomía de nuestra gente que por los estándares de servicio que generamos. Y el segundo atributo, la sofisticación de la oferta, simplemente aparece a cuentagotas. No elevamos la barra de nada.
 
 
Ejemplo de cómo puede ocurrir esto nos lo da en nuestro propio suelo Starwood, la firma global de hotelería que despliega en todo el país tanto calidad de clase mundial como sofisticación de oferta.
 
 
Considérense por ejemplo sus haciendas en la Península de Yucatán —tres en Yucatán, dos en Campeche. La empresa utiliza su marca The Luxury Collection para crear experiencias en haciendas como Uayamón o Puerta Campeche que son irrepetibles y dignas del mayor reconocimiento global. ¿Cómo lo hace? Atendiendo cada detalle. Tiene, por dar un ejemplo, un sistema de comunicación entre los chefs de cada hacienda para generar conocimiento gastronómico de la región y reproducirlo en los menús cotidianos.
 
 
Las haciendas de The Luxury Collection en nuestro país han tenido buen reconocimiento recientemente, pero deberían documentarse sus procesos de servicio y la exquisitez de su oferta, a fin de que el aprendizaje ahí generado pudiera servir de caso de estudio en un sinfín de lugares que siguen operando con estándares que aún están a medias. Son un verdadero ejemplo. Además, quien no haya conocido Uayamón o Puerta Campeche se ha perdido de una exuberancia natural y arquitectónica de antología.
 
 
Celebremos pues que los viajeros internacionales a México crecen a una tasa de 8.1 por ciento —mientras ayer la WTO dijo en Madrid que en el mundo los viajeros internacionales sólo crecen al 5 por ciento. Pero apresurémonos a descifrar las claves para ser preponderantes en la industria. Los mejores ejemplos ya los tenemos en casa.
 
 
Twitter: @SOYCarlosMota