Opinión

La insoportable violencia que padecemos

 
1
 

 

Violencia Guerrero

Los ciudadanos mexicanos, todos, deseamos salir de nuestras casas y
regresar sanos y salvos a ellas. Deseamos que nuestros hijos, esposa, familiares y amigos puedan caminar por las calles tranquilos sin el temor de ser asaltados, violados, asesinados o simplemente
golpeados por los malhechores que rondan por las calles a todas horas.

Una de las principales exigencias de los ciudadanos a las autoridades es la de preservar la paz social. Cuando ésta se trastorna quiere decir que la autoridad no está cumpliendo con una de sus responsabilidades más importantes y esto no es aceptable.

En la prensa diaria el principal tema, en forma permanente, es la nota roja. Una columna reciente de Animal Político nos relata que “…el 2017, en su arranque, es el año más violento del que se tenga registro.

El Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS por sus siglas en inglés), en su informe anual, sitúa a México como el país más violento después de Siria” Un enfrentamiento reciente entre militares y
ladrones de combustibles dejó varios muertos, uno de ellos presuntamente ejecutado por un tiro de gracia de un uniformado, hecho que fue capturado por las cámaras de televisión para que todos
pudiéramos presenciarlo.

“Una ola de asaltos y extorsiones tiene en alerta a vecinos de Bosques de las Lomas, una zona residencial de 3.2 kms cuadrados
vigilada por policías privados” nos relata el Reforma del pasado miércoles 26 “…los vecinos estiman que al menos hay tres
intentos de extorsión y un robo a casa habitación a la semana”, agrega este prestigiado diario.

Y la violencia está muy ligada a la corrupción. Si no atacamos ésta,
difícilmente disminuiremos la otra. Gustavo A. De Hoyos, Presidente de la Coparmex, destaca en ese mismo diario que “ la corrupción es una pandemia… las irregularidades se han generalizado y alcanzan a los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial en México…la corrupción , este mal endémico, va permeando de lo público y lo privado incluso hasta en las familias” …y la corrupción alimenta a la violencia.

Francisco Abundis, director de Parametría, en reciente columna en el
periódico Milenio, señala que “…el 39% de los mexicanos consideran que los carteles son los que más poder ostentan en México,
por 28% que opinan que es el presidente… 36% considera que el narcotráfico hace mas obras en la comunidad que el propio gobierno y un 35% de los consultados opina que la organización criminal genera
empleo en el país”.

Todo esto me recuerda aquella famosa película de los años 70 en donde el célebre capo Don Corleone (Marlon Brando), utiliza su dinero mal habido para hacer obras benéficas en su comunidad y
colocarse como un gran benefactor al que muchos admiran y respetan ¿Tendremos ya, en nuestro país, varios Don Corleones? ¿Y los valores en donde quedan?

Una lucha, una verdadera lucha debemos emprender los ciudadanos que tanto queremos a nuestro país, para revelar y atacar la corrupción se encuentre ésta en donde se encuentre. Sólo unidos podemos
tener resultados, pero de la queja debemos pasar a la acción. Pronto se abrirá el proceso electoral y con esto la oportunidad para que los votantes exijamos a los candidatos una definición clara en relación a la corrupción y la violencia.

Y para que no nos quedemos sólo con las declaraciones y falsas promesas, debemos integrar grupos representativos de la sociedad que den seguimiento, denuncien y exijan que las promesas se transformen
en realidades, y que no sólo los ciudadanos sino dentro de éstos los
políticos corruptos, se encuentren en el lugar que les corresponde: tras las rejas.

Mañana será otro día.

*El autor es presidente de Sociedad en Movimiento

También te puede interesar:
El proceso electoral de 1988 sigue dando de qué hablar
¿Quién es Donald Trump?
Nos esperan años difíciles, muy difíciles