Opinión

La inflación que viene, ¿qué hago para enfrentarla? (II)

 
1
 

 

peso dolar

Comentaba en la entrega anterior sobre el impacto del alza intempestiva de la cotización del dólar sobre la inflación y de la importancia de prepararse para enfrentarla (www.elfinanciero.com.mx y www.finanzasparami.com). Ahora abundaré sobre características particulares que debemos tomar en cuenta en las finanzas personales.

Un primer aspecto es tener una sensibilidad de nuestro propio nivel de precios, porque la inflación reportada por el Inegi es un promedio general que podrá ser diferente a la que consumimos. Una forma pragmática sería revisar los estados de cuenta para determinar cuánto se eleva el pago de los víveres u otros conceptos de uso regular.

1.- Ingresos. La única manera de incrementar rápido la entrada de dinero sería si se tiene una actividad empresarial y ajustas los precios; sin embargo, la competencia impide en ocasiones trasladar al cliente el aumento de costos y es necesario quedarse con parte del impacto.

Los salarios tienden a ser lentos para reaccionar y por lo regular estas consideraciones se hacen cada año. Además, esto es difícil porque también está acotado por el bajo dinamismo productivo que limita la demanda laboral. Es decir, el objetivo inicial es conservar el empleo, aún con el rezago del ingreso.

Si ese fuera el caso es fundamental buscar otras alternativas mejor pagadas o procurar ingresos extras sin dañar las actividades que son la fuente principal.

2.- Gastos. Una acción de arranque es hacer un presupuesto o revisar el que ya se tiene. Si hay muchos productos de importación de seguro el alza será mayor, por lo cual se habrá de valorar si cambias el tipo de artículo por uno nacional o reduces su consumo.

Si se tenía ya decidido hacer una compra de un bien, como muebles o electrodomésticos, verificar si todavía no hay ajuste en precios y adelantar la adquisición antes de que éste ocurra.

3.- Ahorro. Es conveniente averiguar los bancos que estén dando la mejor tasa porque de otra forma se estará perdiendo el poder adquisitivo de lo que se guarda.

Hay un diferencial grande de tasas entre bancos y vale la pena hacer la investigación.

4.- Patrimonio. ¿Dónde tienes tu dinero?

Si no estás obteniendo un rendimiento que compense la inflación, es conveniente tener activos que se actualicen más rápido, como serían, por ejemplo, los bienes raíces.

Las bolsas del mundo se encuentran en un momento de alta volatilidad, por lo cual deberás de ser muy selectivo de las acciones porque el riesgo se eleva.

Twitter: @finanzasparami

También te puede interesar:
¿Qué hago para enfrentar la inflación que viene?
¿Cuánto invierto en mis hijos?
¿Cuál es el valor de la educación en las finanzas?