Opinión

La inclusión financiera es insuficiente para mejorar
las finanzas personales

 
1
 

 

ahorro

Al hablar de inclusión nos referimos en general al acceso a los servicios financieros y si un país quiere aspirar a estándares mayores de desarrollo económico y bienestar para su población, esta variable es crucial para lograrlo. Sin embargo, tiene que venir con un paquete de acciones complementarias, porque de lo contrario saldría peor el remedio que la enfermedad.

Al medirla por la posibilidad de ser atendidos por una institución, la evidencia de la Consar en el último reporte de este año indica que ha aumentado. Pero, menciona que el concepto debe de ir aparejado a otros componentes como son el uso, la protección al consumidor y la educación, pues de nada sirve la presencia de más sucursales, cajeros automáticos o del empleo de un teléfono móvil, si hay un mal servicio y los usuarios desconocen el buen manejo financiero.

Por ejemplo, cuando se analiza el problema de la alimentación, el primer paso es tener acceso a la comida, pero inmediatamente surge la preocupación de qué se ingiere y si es lo adecuado; ya sabemos que México tiene un lugar destacado en obesidad.

Igual sucede con el tema de la inclusión financiera; pongamos el caso típico de un joven que inicia su vida laboral y al pagarle la nómina por medio de un banco lo atiborran de tarjetas de crédito y súbitamente ya está endeudado en exceso, al existir la creencia popular equivocada de que “deber algo, es bueno”.

Además, no llega a todos de la misma forma, desde el momento en que el país tiene una alta proporción de pobres y de trabajadores informales sin Afore o cuentas en el sistema.

Queremos más servicios, pero de calidad y con honestidad. Las quejas de hostigamiento de los bancos para adquirir productos son frecuentes. En tanto, si uno acude a las sucursales se encuentra en muchas ocasiones con personal mal preparado y una pésima atención.

En contrapartida, encontramos una problemática permanente de mal uso de los instrumentos, denotando falta de conocimiento. Esta es una tarea que corresponde no sólo a las autoridades, sino también a las instituciones que lo deben asumir como parte de su expansión.

Hay un esfuerzo que los usuarios tenemos que hacer en términos de conocer la mejor manera de utilizar los productos y entender las consecuencias del riesgo.

Habrá de tenerse en claro decisiones sobre aspectos básicos como lo son el ahorro, las inversiones, los seguros, el endeudamiento y el retiro. Mientras dejemos de poner cuidado a esto, el avance de la inclusión financiera es una arma de doble filo.

Twitter y Facebook: @finanzasparami

También te puede interesar:
Millennial, podrías vivir hasta los 90, ¿estarías preparado?
Replantea tus finanzas, prepárate para un difícil 2018
Aprende de tus fracasos, mejora tus finanzas