Opinión

La fuerza tranquila

 
1
 

 

José Narro

Algo especial están viendo desde el momento en que coinciden para, desde sus diferentes tareas, hacernos un llamado; un algo que me hace referenciar sus palabras con la campaña electoral del extinto Francois Mitterrand en Francia, que lo llevó a ocupar el cargo durante dos periodos de siete años: del 21 de mayo de 1981 al 17 de mayo de 1995. La campaña estuvo basada en una certeza que inundó a su país: “la fuerza tranquila”. Fueron 14 años de prosperidad y de ampliación educativa y cultural coronados por la consolidación de los aviones Mirage, “El Arca de la Defensa”, El Gran Louvre y la Biblioteca Nacional que hoy lleva su nombre.

Hace apenas unas horas y, desde sus respectivas atalayas, dos mexicanos significativos pidieron fortalecer una convicción medular. En su puesto, Salvador Cienfuegos, secretario de la Defensa y José Narro, rector de la UNAM, hacen un llamado por la educación la ciencia y la cultura.

¿Se pusieron de acuerdo para declarar sus anhelos y con ello cerrar una pinza?

No lo creo. Antes bien expresan desde distintos ángulos una necesidad que vive el país. El general Cienfuegos refrenda su respaldo a la reforma educativa, indica lo que bien sabemos y muchos ignoran o no comulgan por tener su propia agenda personal o de grupo: la educación es la base de una sociedad que se desarrolla y crece. El rector Narro llama a no perder el rumbo con la disminución del presupuesto destinado a la educación superior, la ciencia y la cultura.

Salvador Cienfuegos está muy lejos de ser un hombre simple, es una persona refinada, amante de la música de calidad y lector insaciable que lo mismo cita a los grandes de la literatura que ahonda en los ensayos de Montesquieu y recrea a López Velarde. Porque sabe escuchar y ver, hace énfasis particular en los retos que tiene el Ejército. Empieza por decir que al proceso transformador que significa, a su juicio, la más importante de la reformas, la educativa, se suman las Fuerzas Armadas “renovando de manera decidida el sistema educativo militar aportando capacidad, experiencia y profesionalismo con todos los recursos humanos, materiales, logísticos, tecnológicos y legales que la nación pone a nuestra disposición”.

¿Por qué el general secretario considera a la educativa como la más importante y definitiva de las reformas?

Por su parte, José Narro, quien considera a la educación como uno de los campos estratégicos del país, respetuosamente solicita a la Secretaría de Hacienda y, seguramente lo hará en la Comisión de Educación y Cultura del próximo Congreso, no disminuyan los recursos para el desarrollo educativo; que no se descuide a la cultura ni se deje de apoyar a la ciencia, lo mismo que a los jóvenes necesitados.

Lo que tanto el general Cienfuegos como el doctor Narro nos están diciendo es que el país no tiene caminos en fast track que nos lleven a un mejor puerto; no los hay. La única, la probada vía del ascenso colectivo está en mejorarnos a nosotros mismos, despertar y acrecentar nuestros conocimientos, diversificar nuestras habilidades y con ello, enfrentar los desafíos de un planeta cada vez más complejo y competitivo.

¿Qué va a ocurrir con los niños oaxaqueños que desde hace siete años no tienen continuidad en sus cursos. Y cuando están en el aula, qué aprenden y con qué método para más tarde ser calificados internacionalmente como seres incapaces de modular elementos básicos del conocimiento?

¿Cuál es la suerte de tantos jóvenes que ven frustrados sus anhelos al carecer de recursos primero y facultades después?

Lo que vivimos no es una crisis sino una gigantesca mutación y lo único cierto es que ello nos arrastra hacia un nuevo estado del mundo donde el crecimiento será débil, las protecciones sociales lucen estancadas, la competencia internacional será cada vez más áspera y la inestabilidad, incluso la inseguridad, serán generalizadas.

Por ello y por más, necesitamos instrumentar nuestra propia “fuerza tranquila”: la reciedumbre de nuestras entidades y la permanente transformación educativa.

Twitter: @RaulCremoux

También te puede interesar:
¿Qué ha hecho Canal 22 en los últimos 28 meses?
Reforma educativa: la evaluación ya está hecha
¿Puede la televisión convertirse en arte?