Opinión

La Franja y la Ruta, nueva oportunidad para la cooperación chino-latinoamericana

 
1
 

 

Contenedor.(Agencias)

El Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional recién concluido en Beijíng no sólo ha trazado un mapa de ruta para la construcción de la misma, sino también ha traído nuevas oportunidades para la cooperación entre China y América Latina. En el foro, el presidente chino Xi Jinping señaló que la Franja y la Ruta es una plataforma de cooperación abierta, inclusiva y de beneficio mutuo, que refuerza la interconectividad de Eurasia y al mismo tiempo se mantiene abierta para África, América Latina y otras regiones. El desarrollo de la Franja y la Ruta ni ha dejado fuera a nadie ni está dirigido contra nadie. Los documentos de resultados del foro revelan claramente que la construcción de la Franja y la Ruta debe estar conectada con otras estrategias de desarrollo internacionales y regionales, incluyendo también el plan de desarrollo regional de CELAC, para tener un efecto '1+1>2'. Actualmente China y Latinoamérica enfrentan una nueva oportunidad histórica para promover conjuntamente la cooperación en torno a la Franja y la Ruta.

En primer lugar, se debe a los orígenes históricos. En el siglo XVI, la Nao de China ya transportaba periódicamente los artículos chinos como la seda y la porcelana desde Filipinas hasta México, Perú y otros países latinoamericanos. Esta ruta marítima inició la historia de contactos comerciales entre China y la región, y constituía una parte extendida importante de la Ruta de la Seda Marítima de la antigüedad.

En segundo lugar, esta oportunidad histórica cuenta con bases sólidas.

En los últimos años, los vínculos chino-latinoamericanos han mantenido su desarrollo rápido e integral. El espíritu de cooperación bilateral caracterizada por la igualdad, el beneficio mutuo y el desarrollo común y la meta estratégica de edificar una nueva configuración de las relaciones China-América Latina 'cinco en uno' (las relaciones políticas de sinceridad y confianza mutua, las relaciones económico-comerciales de cooperación y ganancia compartida, las relaciones culturales y humanísticas de aprendizaje recíproco, las relaciones de estrecha coordinación en el plano internacional, así como la cooperación en conjunto y las relaciones bilaterales que se coadyuvan), coinciden con el principio de la Franja y la Ruta de consulta extensiva, contribución conjunta y beneficios compartidos, que busca la conectividad de las políticas, las infraestructuras, el comercio, financiera y entre pueblos de diferentes países. Esta coincidencia sienta un fundamento sólido para la profundización de la colaboración entre el país asiático y la región.

En tercer lugar, existen las aspiraciones para la cooperación. La Iniciativa de la Franja y la Ruta basada en la apertura, enfoca en el desarrollo y busca el ganar-ganar, hecho que está acorde con la demanda de la parte latinoamericana de fortalecer la interconectividad y la cooperación de beneficio mutuo, y sus intereses de desarrollo a largo plazo. La presencia de los presidentes de Chile y Argentina y de otros representantes de alto nivel de casi 20 países latinoamericanos en el foro celebrado en Beijing demuestra plenamente la voluntad de ambas partes de fomentar su cooperación bajo el marco de la iniciativa.

Al final, la cooperación bilateral tiene amplias perspectivas. China y América Latina se encuentran en la misma etapa de desarrollo, comparten los intereses de desarrollo y cuentan con una alta complementariedad en la cooperación. Las dos partes pueden aprovecharse de la plataforma de la Franja y la Ruta para estrechar su coordinación de políticas, acoplar sus estrategias de desarrollo y profundizar la cooperación pragmática, con miras a generar más resultados y dividendos de desarrollo para sí mismos y sus pueblos.

La Iniciativa de la Franja y la Ruta se originó en China, pero sus beneficios son para el mundo entero. No es un 'solo' protagonizado por China, sino un 'coro' interpretado por todas las naciones del mundo, quienes participan equitativamente, contribuyen y se benefician de la construcción de la Franja y la Ruta. China da la bienvenida a la participación de todos los países latinoamericanos en la cooperación internacional en torno a la Franja y la Ruta, para que esta iniciativa beneficie a más países y regiones.

El autor es embajador de China en México.

También te puede interesar:
China crea nueva zona económica
China traza un nuevo plan de reforma y desarrollo
Nuevo capítulo en la relación sino-latinoamericana y la cooperación en Asia-Pacífico