Opinión

La Franja y la Ruta marca el rumbo de cooperación global

 
1
 

 

China

Tras la celebración del Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional el pasado 14 y 15 de mayo, en Beijing, el Embajador de China en México habla sobre los beneficios y alcances que tiene para la comunidad internacional.

—¿Puede darnos una introducción del foro?
—El Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional es la reunión de más alto nivel y de mayor escala convocada por China tras la formulación de esta iniciativa por el presidente Xi Jinping en 2013. Más de mi 500 delegados provenientes de unos 130 países y 70 organizaciones internacionales, incluyendo a 29 jefes de Estado y Gobierno, asistieron al foro, en el cual fue adoptado el Comunicado Conjunto de los Líderes Asistentes a la Mesa Redonda del Foro y se publicó una lista de resultados fructíferos.

En primer lugar, se ha definido el rumbo de la cooperación. El Comunicado Conjunto de los Líderes Asistentes a la Mesa Redonda del Foro, el primer documento político internacional, autorizado sobre la construcción de la Franja y la Ruta, refleja plenamente los principios y metas como la persistencia en consulta extensa, contribución conjunta, beneficios compartidos y la conversión de la conectividad de las políticas, la infraestructura y el comercio entre pueblos de diferentes países en la meta común para todos. Por eso ha recibido las respuestas positivas de todas las partes participantes y ha señalado el rumbo de la futura cooperación internacional en torno a la Franja y la Ruta.

En segundo lugar, se consolidó la confianza de la cooperación. En el foro se alcanzaron 270 resultados concretos de 76 categorías, reforzando la confianza de las partes concernientes para profundizar la cooperación. Por un lado, se ha impulsado el acoplamiento de las diferentes estrategias y se ha estrechado la comunicación de políticas.

En los cuatro años pasados, China ha firmado un total de 85 convenios intergubernamentales con 69 países y organizaciones internacionales. Por el otro, se ha profundizado la cooperación económica y comercial y se ha promovido la prosperidad común. Del 2013 al 2016, el volumen del comercio exterior de China con las naciones sumadas a la iniciativa ha superado los 3 billones de dólares, con una inversión acumulada superior a 50 mil millones de dólares.

Las empresas chinas han establecido 56 áreas de cooperación económica-comercial en 20 países, generando mil 100 millones de dólares por concepto de impuesto y 180 mil puestos de trabajo en estos países. A partir del año próximo, China organizará la Expo Internacional de Importación, con miras a ampliar los terrenos y mejorar el nivel de la cooperación.

En tercer lugar, se han unido las fuerzas motrices para la cooperación. Durante el foro, China anunció 100 mil millones de yuanes adicionales para el Fondo de la Ruta de la Seda y prometió al menos 60 mil millones de yuanes destinados a la mejora del bienestar del pueblo, inyectando nuevas energías para la cooperación internacional a lo largo de la Franja y la Ruta.

De esta manera, ha mostrado su determinación de liderar la construcción de la Franja y la Ruta, su movilidad enfocada en la promoción de beneficios y desarrollo compartidos, y su responsabilidad de un gran país que asume los deberes internacionales.

—¿Cómo evalúa las perspectivas de la cooperación internacional sobre la Franja y la Ruta?
—La exitosa organización del foro significa que la iniciativa está pasando de las ideas a las acciones y de la visión a la realidad. Desde el 2013, más de 100 países del mundo y organizaciones internacionales han sumado su apoyo y participación en la construcción de la Franja y la Ruta.

El espíritu de la Ruta de la Seda, el principio de consulta extensa, contribución conjunta y beneficios compartidos, así como otros principios fundamentales, han sido inscritos en las resoluciones de la ONU, recibiendo el amplio reconocimiento y aprecio de la comunidad internacional.

El mandatario chino Xi Jinping propuso convertir la Franja y la Ruta en un camino de paz, prosperidad, apertura e innovación, que sirva para conectar las diferentes civilizaciones, exponiendo así el futuro desarrollo de esta iniciativa: construir un nuevo tipo de relaciones internacionales basado en la cooperación mutuamente beneficiosa y forjar asociaciones de diálogo en vez de confrontación y de socios más que alianzas.

Enfocar en el tema de desarrollo, emprender la cooperación industrial y perfeccionar el sistema de garantía de finanzas; crear una plataforma de cooperación abierta, participar positivamente en la gobernanza global y edificar una amplia comunidad de intereses compartidos; insistir en los nuevos conceptos del desarrollo impulsado por la innovación y el ecológico, establecer un mecanismo de niveles múltiples para los intercambios culturales y entre pueblos, intensificar la construcción de las obras relacionadas con la vida del pueblo y promover el avance social inclusivo.

En 2019, China albergará el segundo Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional, con el objetivo de seguir estableciendo la plataforma importante para profundizar la cooperación del área y materializar el desarrollo abierto e inclusivo.

—¿Qué piensa sobre la participación de los países latinoamericanos en la cooperación internacional de la Franja y la Ruta?
—La Franja y la Ruta se trata de una plataforma de cooperación internacional abierta, inclusiva y de beneficio mutuo, que refuerza la interconectividad de Eurasia y, al mismo tiempo, la mantiene abierta para África, América Latina y otras regiones. No excluye ni está en contra de ninguna parte. Los documentos de resultados del foro revelan claramente que la construcción de la Franja y la Ruta debe estar conectada con otras estrategias de desarrollo internacionales y regionales, incluyendo también el plan de desarrollo regional de CELAC, para tener un efecto “1+1>2”.

El foro ha recibido una respuesta cálida de las naciones de Latinoamérica, hecho reflejado en la presencia de representantes de alto nivel de casi 20 países de la región, como los presidentes de Chile y Argentina.

China da la bienvenida a la participación de todos los países del mundo, incluyendo los latinoamericanos, en la cooperación internacional en torno a la Franja y la Ruta, en pos de una economía global abierta y de desarrollo y prosperidad comunes y una iniciativa de la Franja y la Ruta que beneficie a más países y regiones.

*Entrevista a Qiu Xiaoqi, Embajador chino en México

También te puede interesar:

​La Franja y la Ruta, nueva oportunidad para la cooperación chino-latinoamericana

El buen arranque de la economía china en el primer trimestre del 2017

China crea nueva zona económica