Opinión

La falta de orden jurídico en la ciudad de México

10 febrero 2014 4:20 Última actualización 12 septiembre 2013 5:2

 Juan Federico Arriola La ciudad de México es rehén de todo tipo de intereses políticos y económicos, es la capital política de un Estado nominalmente federal, que padece aún de centralismo presidencialista. La ciudad de México, el lugar donde se conocieron y amaron mis padres, donde nací y he vivido la mitad de un siglo, ha padecido todo tipo de catástrofes: terremotos, contaminación, regulares, malos y pésimos gobiernos federales y locales en todas sus versiones: Departamento del Distrito Federal y Gobierno del Distrito Federal, y que a su vez han tenido todo tipo de personajes como delegados y jefes delegacionales, incluida doña diabla hace un par de décadas. ¿En qué contribuye el gobernador de Oaxaca a solucionar el problema magisterial de la CNTE? ¿Qué hace el jefe del gobierno del Distrito Federal para que se respeten los derechos humanos y garantías individuales de los habitantes de la ciudad de México? ¿Por qué la Asamblea Legislativa del Distrito Federal no tiene la voluntad política de regular las manifestaciones y prohibirlas en ciertos lugares? Si se pudo hacer con los fumadores pensando en el bienestar de la salud de las personas, ¿por qué prevalecen los derechos de los maestros inconformes sobre los demás gobernados? ¿Y los derechos de los escolares que están sin clase desde hace varias semanas no valen? ¿Por qué el presidente de la Comisión de los Derechos Humanos del Distrito Federal no apoya la idea de reglamentar las marchas y manifestaciones? ¿Por qué el Ejecutivo Federal no se involucra de lleno en el problema, cuando él también es habitante del Distrito Federal? ¿Por qué el señor López Obrador no condena los actos violentos de los vándalos? ¿Acaso por qué son sus muchachos entrenados para la desestabilización y el desorden? ¿Quiénes financian a la CNTE y quiénes a los vándalos que no brillan por sus ideas sino por su intolerancia y sus ataques con bombas Molotov con agentes de seguridad y por robos perpetrados en la Torre de Rectoría de la UNAM? Estoy de acuerdo en la reforma constitucional al artículo tercero constitucional y en la promulgación de las leyes secundarias de la materia, estoy en contra de actos violentos de algunos maestros y por supuesto en contra del vandalismo al que se han sumado algunos revoltosos que no son pacíficos sino belicosos. Los miembros de la CNTE quieren reventar las endebles gobernabilidad y estabilidad de la ciudad de México. Mancera se hunde cada vez más. En menos de un año, es el político que ha decaído más en popularidad, precisamente por sus titubeos y mentiras. El abogado penalista ha hecho olvidar a otros gobiernos locales que han sido mucho peores que el suyo, como el de Medina en Nuevo León, los hermanos Moreira en Coahuila, Adame y hoy Graco Ramírez en Morelos, Tomás Yarrignton y Eugenio Hernández en Tamaulipas, Eruviel Ávila desgobernador de una de las entidades más inseguras de México y un largo etcétera.   ¿Por qué el ciudadano presidente Peña y su colaborador hacendario, Videgaray –que la mitad del tiempo hace pronósticos económicos y la otra mitad la utiliza para explicar sus fallidas predicciones– hablan de apoyo a la educación y ahora pretenden golpear la economía de la clase media con un aberrante impuesto al valor agregado a las colegiaturas? La fama de Peña de afectar centros escolares de un modo u otro va en aumento...En el PRI no todos se someten a las directrices presidenciales: el diputado federal Beltrones critica el IVA a colegiaturas, mientras el vicepresidente real del CEN del PRI, César Camacho asume cada gesto y cada palabra de Peña sin la menor crítica. Anuncia Peña cambios de raíz en México, pero mientras Moreira viva tranquilamente en Barcelona sin ser investigado por el grave descalabro de las finanzas públicas de Coahuila, mientras Romero Deschamps continúe con sus excesos sindicales, mientras Arturo Montiel mantenga sus influencias en el Tribunal Superior de Justicia del Estado de México en contra de su exsegunda esposa, mientras los factores reales de poder sigan actuando por encima de las leyes…el discurso presidencial no tendrá veracidad. La única forma que tiene Peña de hacernos callar con inteligencia a sus críticos no es con palabras, sino con hechos.  La ciudad de México seguirá padeciendo las torpezas de los radicales, la indecisión de Mancera, la falta de oficio político de autoridades federales, la obsesión de López Obrador de alcanzar el poder, y también seguirá padeciendo la falta de educación vial de muchos taxistas y automovilistas particulares que no acatan el reglamento de tránsito del DF.

 

Punto y aparte. Finalmente varias preguntas para el gobierno de Estados Unidos: ¿Por qué ha permitido que viva legalmente el señor Genaro García Luna en Miami? ¿Es testigo protegido, o agente encubierto de la DEA, o quizá nuevo miembro del FBI o probablemente, agente doble de la temible CIA? ¿O estoy despistado y es el nuevo jefe de seguridad el equipo de futbol americano, los delfines de Miami? Lo pregunto porque estoy muy intrigado, de cómo un ex secretario de seguridad pública tan ineficiente para la gestión y tan rápidamente próspero que lastimó intereses de los Estados Unidos, ahora viva en Florida sin la popularidad de Julio Iglesias, pero con las comodidades de un jeque occidental. Creía que sólo Felipe Calderón lo protegía.