Opinión

La extraña conferencia de prensa de Slim

 
1
 

 

Para Slim es irracional subsidiar a competencia (Bloomberg)

Vi toda la conferencia de prensa que ofreció Carlos Slim el viernes. Fue un suceso inusual, que despertó mucha expectativa. El presidente de Grupo Carso dedicó varios —y largos— minutos a explicar cómo entendía él la personalidad y las intenciones del nuevo presidente de Estados Unidos, a partir de haber leído parcialmente su libro.

Entre los aspectos positivos de la conferencia de Slim estuvieron los siguientes: (1) Expresó sus opiniones de manera libre y sin censura; (2) reveló que, desde su óptica, un buen instrumento para conocer lo que hará Trump es leer su contrato con los electores estadounidenses; (3) se sumó al apoyo que ha recibido el presidente Peña desde que decidió cancelar la visita a Washington; (4) explicó la ventaja que tiene México para continuar siendo proveedor de preferencia de Estados Unidos en una región económica estrechamente vinculada; (5) atemperó los ánimos al decir que Trump no era un Terminator; (6) se negó a dar consejos a los presidentes, tanto a Peña como a Trump; (7) se descartó de la carrera presidencial de 2018; (8) enfatizó que hay que tener una postura negociadora frente a Trump, que es un negociador; (9) insistió en la necesidad de que México fortalezca su mercado interno; y (10) dijo que hay que esperar los programas de gobierno propuestos por los posibles candidatos en México antes de pronunciarse por alguno.

Entre los aspectos peculiares que yo encuentro de esta conferencia están: (1) No anunció nada concreto, y si su vocación es empresarial, ¿por qué habló ante la prensa de este tema?; (2) parecía que estaba dando una lección de negociación al gobierno mexicano; ¿no habría sido más fácil llamar a la Cancillería o a Los Pinos?, o ¿ya no lo escuchan ahí?; (3) por muchos momentos pareció que estábamos atestiguando la presentación del libro de Trump en México, comentada por un empresario prominente, un día después de los insultos de Trump a nuestro país; (4) dio la impresión de que no quedó nada feliz con la reforma en telecomunicaciones, porque velozmente dijo que las tarifas estaban bajísimas en México y que el país estaba auxiliando a otras empresas extranjeras a competir aquí; (5) mostró una vez más, y ante la prensa internacional, que su empresa sigue siendo eminentemente familiar y encabezada solo por él, aunque leamos en el papel que su cargo sea 'honorario'.

Hay que valorar mucho que Slim quiera pronunciarse en público en un momento tan complejo como el que vive el país. Me da la impresión de que él se sabe a sí mismo más sensible al tipo de persona que es Donald Trump; y está tratando de ayudar con estos mensajes a la clase política mexicana, que no suele lidiar prácticamente nunca con individuos así.

Twitter: @SOYCarlosMota

Correo: 
motacarlos100@gmail.com

También te puede interesar:
Arropar a Peña con el dólar a 25 y México en recesión
Videgaray logra que Trump quiera un México “fuerte y saludable”
Gobierno, absuelto; empresarios, culpables