Opinión

La estrategia de Seiersen en Diageo


 
 
 

Luego del fenomenal paso de Jaime Graña por Diageo México —una de las empresas de destilados más importantes del planeta—; la firma británica se hizo de Erik Seiersen como su nuevo director general. Seiersen trabajó en sus inicios en Procter & Gamble. En los últimos años dominó varias industrias: confitería, traslado de valores, y licores y destilados.
 
 
Diageo es vasta; lo mismo organiza un concierto con Sting maridándolo con un whisky, que instrumenta algunas de las campañas de consumo responsable más destacadas actualmente. Con Graña esta firma recuperó el posicionamiento del whisky como bebida de preferencia entre el público mexicano. Sus marcas Johnnie Walker y Buchanan’s se consolidaron como líderes.
 
 
Ahora Seiersen tiene una estrategia para potenciar tres ámbitos clave: el fortalecimiento de más marcas; el posicionamiento de Diageo en el escenario empresarial nacional; y la concomitancia de esto último en el diseño de políticas públicas que beneficien al sector y a la sociedad.
 
 
El fortalecimiento de las marcas será inmediato. Diageo tiene uno de los mejores equipos de mercadotecnia del país. En semanas veremos gran presencia de sus vodkas Ciroc y Ketel One —este último muy sofisticado, originario de Schiedam, Holanda—. Complementarán el mercado que ya tiene Smirnoff. También habrá una fuerte campaña para fortalecer a Baileys.
 
 
En materia corporativa Diageo redoblará esfuerzos. Los vínculos institucionales de Seiersen le permitirán apalancar su nacionalidad mexicana para incidir en organismos como ConMéxico. Quizá le veamos también en otros organismos empresariales de relevancia.
 
 
Y en materia de políticas públicas veremos a Diageo muy propositiva en el tema impositivo, sobre todo de cara a la presentación de la iniciativa de reforma fiscal. La empresa insistirá en que debe derogarse el IEPS ad valorem —que genera incentivos a la venta de alcohol ilegal—; y propugnará porque México adopte el esquema internacional de impuesto por litro de alcohol. De hacerlo así, el gobierno duplicaría la recaudación en la industria de bebidas alcohólicas.
 
 
Twitter: @SOYCarlosMota